04/09/2020 Colombia.- Capturado 'Álvaro Boyaco', un líder de las disidencias de las FARC acusado de la muerte de líderes sociales. El director de la Unidad de Investigación y Acusación de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), Giovanni Álvarez, ha asegurado este miércoles que el narcotráfico "no puede ser un patrón para explicar" los casi 250 asesinatos de antiguos guerrilleros de las disueltas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) desde la firma de los acuerdos de paz en 2016. POLITICA SUDAMÉRICA COLOMBIA LATINOAMÉRICA INTERNACIONAL LOUIS WITTER / LE PICTORIUM / ZUMA PRESS / CONTACT

Disidencias de FARC ordenan «evitar» los enfrentamientos con fuerza pública

///
2 minutos de lectura

El Estado Mayor de las disidencias de las extintas FARC aseguró en un pronunciamiento difundido este viernes que ordenó a «todas las unidades guerrilleras» que «eviten al máximo enfrentamientos con la fuerza pública», en un primer movimiento para lograr junto al Gobierno colombiano «un cese al fuego bilateral».

«Se ha ordenado a todas las unidades guerrilleras de las FARC-EP evitar al máximo enfrentamientos con la fuerza pública siempre y cuando no seamos atacados como mecanismo para crear un clima propicio e iniciar con el Gobierno nacional los acuerdos de mecanismos para un cese al fuego bilateral», dijo ese grupo en un comunicado leído por alias «Iván Losada» o «Iván Mordisco».

Néstor Gregorio Vera Fernández, alias «Iván Mordisco», a quien se presupone máximo comandante de las disidencias, que se han reagrupado, fue dado como «neutralizado» el pasado 10 de julio por el entonces presidente colombiano Iván Duque en una operación en el sur del país, a pesar de que su cadáver nunca apareció, y la Policía aseguró que «el cuerpo posiblemente o quedó desintegrado o fue llevado por ellos (los disidentes)».

De esta forma, este jefe de las disidencias reafirmó el compromiso de las que denomina FARC-EP, retomando el nombre de la guerrilla que quedó extinta tras el acuerdo de paz de 2016, al cual nunca se sumó, de «entablar unos diálogos francos» en búsqueda de salidas al conflicto social y armado que padece el país «durante décadas».

Lea también: La seguridad de Colombia y Venezuela, el lado caliente del idilio fronterizo

Cese al fuego

Además, en este comunicado fechado el 22 de septiembre piden, tras su anuncio de evitar enfrentamientos-, «reciprocidad de parte del Gobierno y la fuerza pública».

Justamente este jueves, el presidente colombiano, Gustavo Petro, anunció que en cuestión de días se va a plantear un cese al fuego multilateral con varios grupos armados que se han acercado al Gobierno.

«En cuestión de días también se va a plantear un tema público, la posibilidad de un cese multilateral del fuego que sería el inicio del fin de la violencia en Colombia», dijo Petro ayer en una declaración a medios en Nueva York durante su visita para participar en la Asamblea General de la ONU.

«Involucrará a todos los que deseen un proceso de negociación con la justicia en Colombia para desmantelar organizaciones criminales. Lo que les proponemos es cesar hostilidades, muerte, cesar el fuego», detalló el mandatario antes de dirigirse al aeropuerto para regresar a Colombia.

Queda la duda de qué tipo de negociación se dará con grupos de disidencias de las FARC, pues desde el principio el Gobierno ha propuesto dos tipos de diálogos: las negociaciones para conseguir un acuerdo de paz (como lo que se va a hacer con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional) o las propuestas de sometimiento a la justicia (donde entran grupos narcotraficantes).

Las disidencias de las FARC están compuestas fundamentalmente por dos grupos: el de «Iván Mordisco», que aglutina la mayoría de frentes que se salieron del acuerdo de paz o nunca llegaron a él, y la Segunda Marquetalia, comandada por Luciano Marín Arango, alias «Iván Márquez», que es un grupo mucho menor.

Con información de Efe

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog