Venus y Cupido – Escuela de Miguel Ángel

Sexualidad humana: ¿Qué influye más, la cultura o el instinto?

/
1 minuto de lectura

En este artículo te invitamos a ofrecer tu opinión sobre la sexualidad humana, en relación a la influencia que la cultura y el instinto puedan tener sobre ella.

Algunos piensan en la sexualidad como algo que nos pide el cuerpo, algo puramente animal o natural; sin embargo, aunque el sexo es instintivo en la naturaleza, en los seres humanos la sexualidad se ve afectada por la cultura de cada indivíduo.

Generalmente, creemos en las relaciones humanas como algo que surge de nuestro interior de la manera más espontánea. Pensamos y analizamos nuestra sexualidad como una serie de sensaciones y «síntomas» que se generan por causa de nuestra propia naturaleza.

Sin embargo, existen indicios que sugieren que la manera de relacionarnos con el sexo opuesto está definida por nuestro entorno social, e influenciada por los factores culturales heredados de nuestros antepasados, así como aquellas preferencias personales que se ven modificadas por el gusto, la moda, la educación, la información e incluso, y aunque no lo creamos, el clima.

Cultura

La humanidad se distribuye alrededor del planeta en zonas, regiones, países, ciudades, pueblos, caseríos y aldeas. No existe un rincón del mundo donde no exista algún tipo de relación humana, debido a que somos gregarios, y buscamos crear comunidades que adopten sus propias maneras de convivir.

Las diferentes asociaciones humanas se han caracterizado por educar a sus miembros en lo relativo a mantener la memoria histórica de su población, enmarcada dentro de su propio acervo. Para cada comunidad existe una referencia cultural, una zona que lo caracteriza, un símbolo que lo rige, un escudo que lo representa o un sello que lo identifica.

Ese diverso y enorme conglomerado de poblaciones humanas, a su vez, está subdvidido en etnias, razas y grupos, definidos por el signo de la fraternidad. Cada población tiene su modo de ver el mundo, y sus miembros adquieren con el tiempo, costumbres que se hacen tradiciones. A eso llamamos cultura.

Sexualidad y cultura

La sexualidad humana no escapa del toque cultural. La humanidad utiliza los recursos que el entorno le ofrece, como herramienta de cortejo para atraer al sexo opuesto. Nuestros sentidos se nutren de lo cotidiano, y nos relacionamos de manera sutil con las personas que tienen un gusto semejante al nuestro.

En tal sentido, las fragancias, los sabores, el color de piel, la forma de los ojos, los rasgos del rostro, entre otros, son factores modelados por nuestras culturas, y se convierten en los requisitos preliminares -aunque no inquebrantables- que intervienen sobre la manera de interactuar a la hora de emprender una posible selección de pareja.

Te invitamos a ofrecer tu opinión en los comentarios, y aportar alguna buena idea que aclare tu posición sobre este interesante tema.

Sigue leyendo en Muy Interesante y participa en la encuesta.

No dejes de leer en CURADAS: Cuarenta (40) curiosidades de la sexualidad humana

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog