Compartir en:

Si eres venezolana, aquí te vas a enterar de las cosas que quieren saber personas de otros países respecto a ti y las posibles respuestas. Y si no eres de Venezuela, quizá queden respondidas algunas de tus preguntas acerca de las venezolanas.

 

Norkys Batista quizá representa los colores de piel, cabello y ojos típicos en las venezolanas, sin embargo no podemos encasillar la belleza de la mujer de Venezuela en un estereotipo.

¿Por qué las venezolanas son tan bonitas / guapas / lindas / bellas?

Es difícil explicar por qué hay tantas mujeres bellas en Venezuela, o por qué las venezolanas suelen sobresalir por sus atributos físicos, estén donde estén. Incluso para los mismos venezolanos, la belleza per cápita de las venezolanas es sorprendente.

Hasta donde sabemos, no hay una explicación científica que descifre por qué tantas venezolanas son hermosas. Sin embargo, y aclarando que se trata de conjeturas sin demostración científica alguna, podemos aventurarnos a elucubrar respecto a los posibles motivos que no se excluyen entre ellos:

El mestizaje: Las venezolanas son bellas porque son producto de la mezcla de distintas razas y nacionalidades durante muchos años. En Venezuela las uniones internacionales e interraciales son totalmente normales y comunes. Un árabe se casa con una carupanera, un portugués se casa con una barloventeña, una coreana de Coro se casa con un coreano de Corea. Una catira de ascendencia alemana con un moreno de ascendencia africana, un pelirrojo con una guajira achinada del Zulia. Estas mezclas están sucediendo desde que Venezuela existe y han dado origen a rostros hermosos y exóticos.

No es extraño ver a una venezolana con las piernas, las nalgas y los labios de una africana, el color de ojos de una nórdica, el cabello de una china

Patricia Velásquez, supermodelo venezolana, es un ejemplo del mestizaje en Venezuela. Patricia nació en la Guajira venezolana, su madre es de la tribu indígena wayúu y su padre es mestizo.

El sol: En Venezuela hay sol todo el año y por eso hay chance de tener un bronceado tropical en cualquier momento. Aunque quizá no sea un factor determinante, el color de la piel puede ayudar.

La actitud: Dicen que no hay mujeres feas sino mal arregladas, o algo así. La venezolana suele ser coqueta, competitiva, aseada (esto merece mención aparte), y por lo general está enterada de las tendencias de la moda.

La venezolana que es bonita quiere serlo aún más, y la que no lo es tanto, pues lo quiere ser. La venezolana se preocupa y se ocupa de su apariencia.

Por eso tantas venezolanas se operan los senos, las nalgas, la nariz. La venezolana quiere ser bella y como decimos en Venezuela, estar buena.

NOTA: En Venezuela «bonita», «bella» y otros adjetivos positivos relativos a la belleza suelen referirse al rostro, y la frase «está buena» se refiere sin duda al cuerpo. Ejemplo, «esa chama no es bonita pero está buena» es perfectamente entendible y se traduce como «esa mujer no tiene las mejores facciones pero su cuerpo está muy bien proporcionado».

El aseo personal: El venezolano promedio es aseado, y las mujeres venezolanas son aseadas. El aseo es una base para la belleza. El aseo es salud, la salud es belleza. Cepillarse los dientes, lavarse, usar desodorante, bañarse mínimo una vez al día, son algunas de las reglas de oro relativas al aseo personal que los venezolanos siguen automáticamente desde niños.

La competencia: Si eres mujer y las otras mujeres de tu entorno se cuidan, ejercitan, se arreglan, son aseadas, te verás forzada a seguir estándares mínimos de cuidado personal y belleza, lo quieras o no. Cuando te des cuenta estarás haciendo cosas que antes te parecían exageradas y hasta ridículas: depilación láser, operación de senos, lifting, peeling. La competencia obliga.

Los ejercicios: Tal como está ocurriendo en el resto del planeta, en Venezuela crece la popularidad del fitness, el «wellness», el training, hacer yoga, correr y otras actividades deportivas. Los gimnasios, los parques, las plazas, son lugares repletos de mujeres que entrenan a primera hora de la mañana, al mediodía o después del trabajo.

Michelle Lewin es una venezolana que ha triunfado en el mundo del fitness.

¿Por qué las venezolanas tienen buen cuerpo? Porque, apartando su privilegiada genética, cada día más venezolanas entrenan y se toman el fitness en serio.

Quizá es gracias a todo esto que hoy en día las mujeres de venezuela «están buenas» incluso mucho después de los 50.

¿Qué otras razones crees que hacen que la mujer venezolana sea tan bella? Opina al final.

¿Por qué las venezolanas tienen pecas?

Las venezolanas tienen pecas porque se exponen al sol. En algunas personas la melanina se produce uniformemente a través de la piel. Esas personas no tendrán pecas. En otras personas la melanina se concentra en puntos que se oscurecen cuando se exponen a la luz del sol. Esos puntos son las pecas. En Venezuela casi todos los días son soleados.

¿Por qué las venezolanas son tan creídas?

Aunque quizá faltan motivos al tratarse específicamente de las féminas, lee este artículo respecto a lo creídos que podemos ser los venezolanos: https://curadas.com/2018/08/opinion/porque-los-venezolanos-son-tan-creidos/

Además que muchas venezolanas son bellas, tienen buena estatura, han ganado concursos de belleza, son exóticas, son atléticas, se cuidan, son aseadas, tienen un hermoso color de piel. En fin, a veces es difícil no ser creído cuando se tienen tantos atributos.

Deyna Castellanos, además de ser una futbolista talentosa, es bella, atlética e inteligente.

¿Por qué las venezolanas se operan tanto?

Las venezolanas se operan los senos, las nalgas y recurren a otras cirugías estéticas o plásticas porque en Venezuela el culto a la belleza pertenece a la idiosincrasia del venezolano, a su cultura popular. «Para ser bellas hay que ver estrellas» es un dicho conocido en Venezuela. Las venezolanas se operan tanto porque quieren ser más bellas y estar más buenas.

¿Cómo son las venezolanas físicamente?

Físicamente las venezolanas son de muchas formas, tipos y maneras: morenas, negras, rubias, blancas y todas las tonalidades, mezclas y variaciones entre esas razas y etnias. Hay venezolanas achinadas y las hay de ojos grandes. Algunas tienen el cabello lizo como la seda y otras tienen rizos o cabello crespo. Físicamente hablando no hay una venezolana típica, aunque predominen la piel canela y los ojos pardos, las variación de las facciones hace difícil encasillar a la venezolana en una descripción.

¿Cómo son las venezolanas?

Las venezolanas por lo general son amables, trabajadoras, preocupadas por su aspecto y su aseo personal, son «echadas para adelante», expresión que usamos en Venezuela para indicar que alguien tiene empuje y motivación. Las venezolanas suelen tener una personalidad fuerte y quieren mandar. Algunas venezolanas siempre creen que tienen la razón. La venezolana es solidaria, excelente compañera, es hacendosa y aspiracional. Las venezolanas son ambiciosas.

Las venezolanas son guerreras. La mujer venezolana ha tenido un rol protagónico en las protestas y las luchas contra los distintos regímenes dictatoriales y abusivos que ha sufrido Venezuela.

En la crisis que atraviesa Venezuela, casi la mujer es la que lleva la peor parte ya que es ella quien vela por los niños y quien investiga dónde y cómo comprar los alimentos y las medicinas escasas.

Muchas mujeres venezolanas son lo que llamamos «faranduleras» pues están pendientes de lo que sucede en la farándula. Algunas son «noveleras»,  no porque sean dramáticas, simplemente porque les gusta ver novelas.

Por lo general la venezolana es divertida. Es difícil que te aburras con una venezolana. Algunas de las ocurrencias de las influencers Keka MartinezEstefany (Fefi) Oliveira, Lele Pons y otras, nos divierten sobre todo a los venezolanos porque vemos a nuestras familiares representadas en ellas.

¿Cómo son las venezolanas en la cama? ¿Cómo son las venezolanas sexualmente? ¿Cómo son las venezolanas en la intimidad?

Estas preguntas son difíciles de responder porque no debe existir nadie que sepa la respuesta para todas las venezolanas, ni siquiera para la mayoría. Pues ha de haber de todo. Seguramente hay desde las venezolanas recatadas, penosas, a quienes la vergüenza las mantiene bajo perfil en la intimidad, hasta las venezolanas más tenaces, atrevidas y desinhibidas que dejarían perplejo hasta al difunto Hugh Hefner, el fallecido dueño de la mansión Playboy.

Encasillar a las venezolanas en una sola forma de ser, tanto en la intimidad como en otras facetas, sería injusto tanto para el promedio como para los extremos.

La forma de ser de alguien en la intimidad es algo que se descubre con esa persona, y que además puede cambiar mientras madura, aprende y gana experiencia en el ámbito sexual. Es el tipo de respuestas que no encontrarás en Internet. La única forma de saberlo es conociendo a la persona.

¿Qué opinas tu?

¿Qué otras preguntas tienes respecto a las venezolanas? ¿Qué más quieres saber? ¿Cuáles son tus respuestas a estas preguntas? Comenta al final.

Compartir en: