días de mala suerte

Días de mala suerte: ¿por qué algunas fechas se consideran pavosas?

4 minutos de lectura

¿Por qué pensamos que algunos días son de mala suerte?

Revisemos los días que se consideran de mala suerte.

El número 13

  • En la antigüedad era considerado de mal augurio.
  • Es el siguiente número primo después del doce y el doce era un consentido, un favorito.
  • En la última cena de Jesús cenaron trece personas.
  • La Cábala y las leyendas nórdicas enumeran 13 espíritus malignos.
  • En el Apocalipsis el capítulo 13 corresponde al anticristo y a la bestia.
  • Loki, el espíritu del mal nórdico era el invitado número 13.
  • Satán (Abadón) era el ángel número 13.
  • En el Tarot el 13 hace referencia a la muerte y al cambio. Y todos temenos a la muerte y una buena parte al cambio.
  • Las brujas viajaban al monte Blocksberg en grupos de trece durante la Walpurgisnacht o Noche de Walpurgis, una festividad pagana que se celebra en la víspera de la fiesta cristiana de Santa Walpurga.
  • El 13 es la suma de lo perfecto (el 7) y lo imperfecto (el 6). Una especie engendro.

El día martes

  • El martes agarró mala fama desde la antigua Grecia pues es el día de Marte, planeta considerado maléfico, y de Ares, el dios de la guerra, la destrucción y la sangre.

De ahí que un Martes 13 no sea muy bien visto por los supersticiosos.

Al martes y al viernes 13 les tocó ser días de mala suerte

  • Muchas cosas malas han pasado un martes o un viernes 13, como pasan cualquier otro día de la semana, con cualquier otra fecha,  pero cada vez que algo malo sucede justo un martes o un viernes 13, la mala fama y la superstición se afianzan y aumentan.
  • Por que hayan sucedido cosas malas un martes o un viernes 13 no debemos pensar que esos días o fechas traigan mala suerte.

El día viernes

  • En el mundo cristiano se considera un día de luto porque es Jesucristo fue crucificado un viernes.

De ahí que un viernes 13 no le guste nada a quienes creen en estas cosas.

Viernes 17 (solo en Italia)

  • El viernes por las razones antes explicadas, y en Italia el número 17 se relaciona con la muerte y con la mala suerte desde los antiguos romanos. Esto se debe a que en números romanos el 17 es XVII, y reorganizando sus letras se puede escribir VIXI, que en latín significa “viví”, es decir, “mi vida es historia”. En un colegio murieron cinco niños en un salón número 17 y cosas así que pudieron haber sucedido cualquier día.

El número 6

  • Como pasa con el 13, que la culpa de que sea malquerido en parte la tiene el 12 por ser un preferido, el 6 es víctima de su hermanito el 7.
  • En la biblia, la perfección y lo completo a veces se representan con el 7. Mientras que lo incompleto o imperfecto, con el 6.
  • Pero si te pones a ver, con esa lógica el 5, el 4 y el 3 deberían ser peores que el 6. Sin embargo, a la superstición nunca le han importado mucho las explicaciones.

El número de la bestia: 666

  • Pues lógico, si un 6 es malo, tres 6 serán peores, más aún si de cariño le dices a esta cifra «el número de la bestia» pues no le estás haciendo un favor.

No creas que ahí termina la cosa. La lista es larga. Hay miedo al número 8, al número 3, hay miedo a cifras específicas como el 666 e incluso miedo a números telefónicos.

También hay miedo a determinadas horas del día, como las 3:00 AM, que para algunos es la hora en la que murió Cristo. Vaya usted a saber.

¿Tiene fundamento el miedo a supuestos días de mala suerte?

No. Debes tenerlo claro: los días en verdad no tienen nombre, ni número.

Los nombres en los días y los números en las fechas son puestos por el ser humano para facilitar la instauración de un calendario, para llevar la cuenta, para tener un sistema.

La naturaleza no sabe nada de eso. Cualquier relación entre hechos fortuitos, sean buenos o malos, con números o días de la semana es mera figuración de la mente que siempre está sedienta por descubrir patrones y al no encontrarlos, los inventa.

Solo piensa en esto: en los distintos calendarios los días tienen otras numeraciones, otros nombres. Y existen muchos calendarios, aunque nosotros usemos el Calendario Gregoriano.

Algunas preguntas lógicas que las supersticiones no aguantan:

  • ¿Si me voy a otro país donde los días tienen otros nombres, el martes sigue siendo pavoso?
  • Si naufrago en una isla y pierdo la noción de los días y la fecha, ¿sabré reconocer los días de mala suerte?
  • O, si un día en un país es de mala suerte, pero en otro es de buena suerte, ¿la suerte dependerá de mi o del país?
  • Si cambian el calendario y el día que antes iba a ser 13 y ahora es 12, ¿se le va la mala suerte?

Así pasa con algunas creencias: no resisten cambios drásticos en la realidad.

Antes del calendario que usamos estaban el Calendario Juliano, el Calendario Egipcio y otros.

La aversión a días de la semana, a números y a fechas es una paranoia que puede llegar a fijación. Hay enfermedades mentales relacionadas específicamente fobias a números, como la Triscaidecafobia que es el miedo irracional al número 13.

No existen días de mala suerte

Los números no tienen la culpa de nada. Tampoco el nombre que le tocó a determinado día. Que sea martes y 13 es una medición, una etiqueta y nada más.

Así que puedes cargar un gato negro que se te atravesó justo debajo de una escalera un viernes 13.

Dale sin miedo.

Aquí puedes saber la opinión de Claudio Nazoa respecto a la mala suerte

Te dejamos este trébol de cuatro hojas cuyas propiedades mágicas te librarán de la mala suerte de cualquier día

Días de mala suerte

Más noticias interesantes

3 Comments

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog