“Combos de contingencia” con precios en dólares surgen con el apagón y la hiperinflación

1 minuto de lectura

En Venezuela hoy casi todo se comercializa en divisas. Medicinas, repuestos para autos, alquileres de vivienda y oficina, pero principalmente alimentos se cancelan en dólares o euros en efectivo.

Y todo ello ocurre bajo la sombra del control de cambio vigente desde el año 2003, pero que ha tenido que ser flexibilizado por la administración de Nicolás Maduro, obligado por la caída del ingreso en divisas producto de las exportaciones petroleras.

Con el reciente megaapagón que dejó sin servicio eléctrico prácticamente a toda Venezuela por seis días, muchos venezolanos quedaron a la deriva con su alimentación y se las tuvieron que ingeniar para conseguir no solo comida sino también hielo, velas y pilas. Pero la falla en los puntos de venta en los comercios como panaderías, supermercados y farmacias obligó a los venezolanos a tener que pagar con efectivo ya sea en moneda nacional o extranjera, una práctica en la que los vendedores informales también vienen sumándose. 

Bolsas de hielo se cobraban entre 2 a 12 dólares (dependiendo del tamaño) en los negocios formales y, en los puestos de comida de buhoneros se observó hasta la venta de 10 plátanos por 2 dólares. El tipo de cambio utilizado durante estos días osciló entre 3.200 y 3.400 bolívares por dólar

Con la reactivación del servicio eléctrico, varias empresas comenzaron a ofrecer “combos de contingencia” con la venta de varios productos que son cobrados en dólares y enviados a sus domicilios. Sin embargo, muchos de ellos resultan ser más costosos de lo que sería hacer un mercado en Estados Unidos.

 

Leer la nota completa en Tal Cual

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog