sonda china Chang´e-4

Descubrimiento «afortunado» de explorador lunar puede revelar secretos de la Tierra y la Luna

/
1 minuto de lectura

El primer explorador lunar llegado a la cara oculta de la Luna, el Yutu-2 chino, ha encontrado materiales de las profundidades lunares que podrían ayudar a desentrañar el misterio de la composición del manto del satélite y la formación y evolución de este y de la Tierra.

Un equipo dirigido por Li Chunlai, de los Observatorios Astronómicos de China, adscritos a la Academia de Ciencias de China, usaron los datos obtenidos por el espectrómetro visible y de infrarrojo cercano instalado en el Yutu-2 y descubrieron que el suelo lunar del área de aterrizaje de la sonda Chang’e-4 contiene olivino y piroxeno procedentes del manto lunar.

Este primer importante descubrimiento de la sonda Chang’e-4 tras el primer aterrizaje controlado en el lado oscuro de la Luna fue publicado en línea en el último número de la revista científica Nature.

La Luna está compuesta de núcleo, manto y corteza, como la Tierra. Con la evolución del magma lunar, la plagioclasa, un conjunto de minerales más ligeros, subió a la capa superior para formar la corteza, mientras que el olivino y el piroxeno, más pesados, se hundieron para convertirse en el manto, indicó Li.

«Pero dado que la corteza lunar es muy gruesa, y que no ha habido actividad volcánica ni tectónica en la Luna desde hace miles de millones de años, es difícil encontrar materiales del manto en la superficie», añadió.

La composición del manto lunar ha sido objeto de varias teorías a lo largo del tiempo. Ni las muestras obtenidas por EEUU y la Unión Soviética, ni las sondas de detección que orbitan el satélite han conseguido pruebas directas de la composición precisa del manto.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog