Compartir en:

Un buzo en Sudáfrica sobrevivió a una experiencia que parece sacada de un pasaje bíblico.

Rainer Schimpf, de 51 años, se encontraba haciendo snorkel en la costa de Puerto Elizabeth cuando se cruzó en el camino de una ballena de Bryde (rorcual, Balaenoptera brydei), que abrió su enorme mandíbula y lo envolvió.

«Nos sorprendió por completo saliendo de la nada», dijo el buzo a Sky News. «Estábamos muy concentrados en los tiburones porque quieres saber en todo momento si están a un costado, delante o detrás tuyo, por lo que no prestábamos mucha atención a otra cosa. Y de pronto todo se oscureció».

Schimpf, quien trabajó como operador de tours de buceo por 15 años, dijo que estaba en el agua junto a dos compañeros cuando la ballena apareció. El hecho fue filmado por un grupo que en ese momento estaba documentando la migración de sardinas, un momento cuando animales marinos tales como delfines, ballenas y tiburones se reúnen atraídos por estas presas fáciles y abundantes.

El buzo asegura que cuando cayó en la boca de la ballena sintió una presión alrededor de su cuerpo pero pronto se dio cuenta que era muy grande como para ser tragado entero.

Continué leyendo esta asombrosa noticia en MYSTERY PLANET

 

 

 

 

Compartir en: