La ciudad en la que no se puede morir

Insólito pero real: es ilegal morir en esta ciudad

/
1 minuto de lectura

En esta ciudad descubrieron que la muerte es imposible. Es por esto que para “descansar en paz” sus últimos días se marchan de sus hogares.

Un impensado pero real experimento se llevó adelante en Longyearbyen; esta se encuentra en una región noruega en el archipiélago Svalbard. Esta es la ciudad más septentrional del planeta donde el hielo ocupa un 60% de su superficie.  Por lo que, según datos oficiales, sólo habitan en ella apenas 2000 personas.

La luz del sol no impacta contra su territorio durante cuatro meses al año. En invierno, es muy fácil llegar a los cuarenta bajo cero mientras que en verano apenas supera los diez. Según declaraciones de los habitantes, esta es la única ciudad del mundo en la que no hay muertes. Según un experimento “está prohibido morir desde 1950”; fecha en la que se descubrió que los cuerpos no se descomponían. La explicación científica a esto se le debe a las bajas temperaturas de todo el territorio.

A raíz de los mitos, en los años 2000 científicos llevaron adelante un insólito experimento; Enterraron varios cadáveres que murieron en 1917 tras el paso de la gripe influenza y descubrieron muestras de dicho virus mortal. Es decir, que se mantenía con el paso del tiempo en los cuerpos que ya habían fallecido.

 

Siga esta increible noticia en la100.cienradios.com

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog