245 años de historia
245 años de trayectoria y ocho generaciones

Las sandalias ortopédicas con 245 años de historia y ocho generaciones

//
1 minuto de lectura

Mantenerse fiel a sus orígenes ha sido una de las claves para que la marca alemana Birkenstock haya perdurado a lo largo de ocho generaciones. Porque, aunque fue concebida como calzado ortopédico o sandalia, en su última etapa ha seducido a los amantes de la moda y a las generaciones más jóvenes.

A pesar de sus 245 años, la marca alemana Birkenstock está más vigente que nunca. Convertidas en «must», sus sandalias arrasan desde hace varias temporadas. Según el diario Expansión, su producción ha crecido un 150% desde 2014.

Johann Adam Birkenstock fue, desde 1774, zapatero. Como su hermano, y como después lo serían su hijo y su nieto. El interés de esta saga familiar siempre ha sido mantener los pies a buen recaudo. Era 1896 cuando Konrad Birkenstock, tercera generación familiar, abrió dos tiendas de calzado en Frankfurt y comenzó a manufacturar plantillas especiales para el pie.

Quince años más tarde, durante la I Guerra Mundial, se convertiría en el fabricante de zapatos ortopédicos para los militares heridos que estaban hospitalizados. Pero fue aquella primera plantilla, a la que llamaron footbed (cama para el pie), el verdadero origen de esta empresa que hoy tiene dimensiones gigantescas y cuyas sandalias  se han convertido en favoritas de actores y celebridades, un gancho que, sobre todo en Italia, les hizo incrementar considerablemente las ventas y firmar una colaboración con Valentino.

Continué leyendo esta interesante noticia en GESTIÓN

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog