Compartir en:

Seis trabajadores de Venezolana de Cementos (Vencemos), en el estado Lara, fueron despedidos este miércoles, luego de estar detenidos arbitrariamente el 1 de mayo, cuando asistieron a la marcha de los trabajadores.

Los trabajadores fueron acusados de quemar un edificio de la Alcaldía de Iribarren y fueron aprehendidos por la Guardia Nacional (GN), estando detenidos por 63 días y siendo liberados con medidas cautelares.

Continúa leyendo el artículo de Caraota Digital aquí.

Compartir en: