El iceberg A68 equivale a cuatro veces el tamaño de Londres. El bloque tiene 160 km de longitud y un grosor de 200 metros.

Hace dos años un monstruoso bloque de hielo conocido como el iceberg A68 se desprendió en Antártica.

Imágenes de satélite revelaron que este bloque, el iceberg más grande del planeta, giró en el Mar de Weddell y se desplaza ahora hacia el norte a lo largo de la península antártica.

Durante un tiempo pareció que la masa de hielo había quedado atascada en una sección poco profunda del fondo marino, y se pensó que podría convertirse en la mayor «isla de hielo».

Pero el iceberg está otra vez en movimiento.

«Aunque es un objeto que pesa un billón de toneladas parece ser bastante ágil», señaló Adrian Luckman, investigador y docente de la Universidad de Swansea en Gales.

«Durante un año el iceberg permaneció junto a la plataforma de la que se desprendió, pero a mediados del año pasado quedó atrapado en el llamado Giro de Weddell, una corriente oceánica en sentido antihorario, que hizo girar la masa de hielo unos 270 grados y la desplazó unos 250 km hacia el norte», explicó Luckman a la BBC.

«El iceberg tiene 160 km de longitud y un grosor de 200 metros. La proporción entre longitud y ancho es similar a la de una tarjeta de crédito, por lo que es sorprendente que se mantenga bastante íntegro a pesar de sus desplazamientos».

 

Continúe leyendo esta interesante noticia en  BBC MUNDO

Compartir en: