Estás cruzando una calle y un auto se dirige hacia ti a toda velocidad, pero tú no lo ves hasta que casi te pasa por encima, esto quiere decir según los expertos en psicología que acabas de tener una alucinación invertida.

Te sirves un plato de comida y un rato después ves que el plato está vacío, pero no tienes ningún recuerdo de haberlo comido.

Hiciste tu trayecto diario desde tu casa hasta tu trabajo, pero no te acuerdas nada del viaje.

¿Alguna vez te ha pasado algo así?

Si la respuesta es sí, entonces sufriste lo que los expertos en psicología están denominando una «alucinación invertida».

Si una alucinación es ver algo que en realidad no existe, una alucinación invertida es no ver algo que sí existe, por ejemplo, ese bus que casi te arrolla, esa comida que desapareció como por arte de magia o todo un entorno que te rodeó mientras viajabas.

Los principales causantes de estas alucinaciones invertidas son nuestros celulares: estamos tan absortos en estos aparatos que muchos andamos por la vida sin realmente tener conciencia de nuestras acciones o incluso de lo que nos rodea.

Toda nuestra atención está centrada en el dispositivo en nuestra mano, pero seguimos «funcionando» de forma automática.

Ya hace tiempo que los expertos en salud y seguridad advierten sobre los peligros de realizar ciertas tareas mientras nuestra mirada está clavada en el celular.

Un estudio realizado este año por la Universidad de Derby, en Reino Unido, ahora va más allá y advierte que las alucinaciones invertidas están causando problemas de salud mental.

 

Continúe leyendo esta interesante noticia en BBC MUNDO

Compartir en: