Banca recorta más de 17.000 empleos y 43% de la red de cajeros automáticos en dos años

1 minuto de lectura

Más allá de la imposición de un encaje legal ordinario de 57% y de uno marginal de 100%, vigentes desde febrero y que restringen severamente el otorgamiento de créditos, la banca ha venido registrando un fuerte ajuste en los últimos años, como resultado de la contracción de sus ganancias en términos reales, derivada de la doble erosión que causan la hiperinflación y la devaluación del bolívar.

Una expresión de ese ajuste es que el sistema bancario nacional eliminó 17.602 empleos entre junio de 2017 y el mismo período de 2019, lo que significa un recorte de la nómina de 25,23%, en un contexto en el cual los 31 bancos a los que se reduce la industria han tenido que asimilar no solo la crisis, sino una inevitable transición tecnológica que conduce a una mayor digitalización de las operaciones.

Las cifras de la Superintendencia de Instituciones del Sector Bancario (Sudeban), al cierre de junio de 2019, revelan que había 52.139 empleados en el sector, 5.451 menos que al cierre del primer semestre de 2018, cuando se registró una nómina de 57.590 trabajadores. En 2017, a la misma fecha, había 69.741 empleados en la banca.

Un elemento especialmente grave es la migración de profesionales especializados del sistema bancario que algunas fuentes del sector cifran en una proporción cercana a 40% si se compara con el primer semestre de 2017, debido a que las condiciones laborales son mucho menos competitivas si se contrastan con el resto de América Latina, incluso en mercados considerados pequeños.

El número de agencias disponibles en la red, siguiendo los datos de la Sudeban, también ha disminuido. A junio pasado, había 3.342 oficinas activas, mientras en 2017 el número alcanzó a 3.485 en el mismo período, una reducción de 4,10% en dos años.

Continúa leyendo el artículo de Banca y Negocios aquí.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog