Hasta 300.000 bolívares piden por una bombona nueva en el centro de Caracas

1 minuto de lectura

En varios sectores de la capital el pago de las bombonas ha pasado a manos de los líderes de calle de las juntas comunales. Se espera empezar a cobrar las tarifas de recarga a través del monedero virtual Patria.

La escasez de gas doméstico no es nueva, de hecho es un problema que afecta al venezolano desde hace más de tres años. En Caracas, al igual que en otras partes del país, las personas pasan semanas sin poder recargar sus bombonas y quienes necesitan adquirir una nueva tienen que pagar precios exorbitantes.

Un residente de Puente Guanábano, en el municipio Libertador capitalino, asegura que los camiones venden el cilindro nuevo en entre 200 y 300 mil bolívares. Gilibeth Betancourt decidió comprar una bombona nueva, pero le resultó más caro estrenar un cilindro que comer en la calle: tuvo que pagar 20 dólares por una bombona de 10 kilos. “En ese entonces el dólar estaba en 8.000 mil, así que le pagamos 160.000 bolívares”, afirma Betancourt.

La única excepción para que los trabajadores de Gas Comunal Pdvsa no exijan efectivo es que la compra sea un cilindro nuevo, el pago puede hacerse a la cuenta personal de uno de ellos, a través de pago móvil. Es decir, el dinero nunca llega a la empresa sino que se queda en el bolsillo de algún empleado.

Pero no solo los trabajadores de la empresa del Estado mueven el negocio. Además de los bachaqueros de San Martín, en el portal mercadolibre.com se pueden conseguir sin problemas los cilindros con el sello de Gas Comunal Pdvsa. Allí el precio varía dependiendo del peso y de si está lleno o no. Una bombona de 10 kilogramos cuesta entre 25 y 40 dólares. Por la de 18 kilos el precio promedio es de 80 dólares “medio llena”. Desde el gobierno se insiste en que la bombona no debería costar más de 6.000 bolívares por una de 10 kilos.

Continúa leyendo el artículo de Tal Cual aquí.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog