Según un informe de Ecoanalítica, el impacto de las sanciones de Estados Unidos contra el régimen de Nicolás Maduro dependerá de cuánto logre convencer a los principales socios del régimen a abandonarlo voluntariamente antes de septiembre, cando vence el plazo de gracia que han dado las sanciones a las empresas de todo el mundo para que dejen de apoyarlo en petróleo y finanzas.

“El impacto de las sanciones dependerá de su capacidad de coaccionar a los socios del régimen para que dejen de serlo, antes o después de tener que sancionarlos cuando transcurra la fecha límite del 4 de septiembre”, señaló Econanalítica, según el informe que firma Guillermo Arcay Finlay y que corresponde a la tercera semana de agosto.

“El banco más grande de Turquía, Ziraat, ya anunció que dejará de ofrecer servicios financieros al BCV y el Gobierno de Venezuela. Este primer dominó en caer tendrá repercusiones sobre las importaciones de alimentos que el Gobierno planeaba realizar en liras turcas. Pero más allá de ello, al tratarse de un banco público de Turquía, es una señal para el resto del mercado de que las sanciones no son desestimables”, indica el informe.

Ecoanalítica afirma que el régimen de Maduro coexiste como un mecanismo de captación de divisas, que es el que ha permitido la cohesión entre sus distintos grupos (identificados en cuatro áreas: petróleo, oro, sobrefacturación de importaciones y narcotráfico) y que las sanciones de EEUU apuntan, efectivamente, a “averiar” la manera de monetizar esos mecanismos de captación de rentas.

Continúa leyendo el artículo de Caraota Digital aquí.

Compartir en: