La Venezuela que podría verse en un espejo argentino

2 minutos de lectura

De haber un cambio de gobierno en el país, al sucesor de Nicolás Maduro le tocaría un escenario similar al de Mauricio Macri en Argentina hace cuatro años. A Macri le acusan de aplicar medidas económicas impopulares y haber hecho ajustes de manera extemporánea.

Luego de cuatro años de mandato y de tratar de enderezar la hecatombe económica que dejaron Cristina Fernández y su difunto esposo Néstor Kirchner tras tres períodos de gobierno, el presidente de Argentina, Mauricio Macri está a las puertas de despedirse de la máxima silla en la Casa Rosada de Buenos Aires.

El líder del movimiento de derecha “Juntos por el Cambio” trató, pero no pudo. No complació a los sectores sociales más populares y estos le pasaron factura en la primera vuelta electoral del pasado 11 de agosto, donde perdió por una diferencia de algo más de 15 puntos ante el candidato del peronismo, Alberto Fernández, quien hace tándem con la ex presidenta Cristina Fernández.

Analistas venezolanos ven en el caso argentino una especie de espejo de lo que podría suceder en Venezuela si hay un cambio político y el chavismo sale del poder. Quien suceda a Nicolás Maduro en Miraflores probablemente deberá aplicar una serie de medidas impopulares, reducir el gasto fiscal, levantar paulatinamente el control de cambio, renegociar la deuda interna y externa, pedir auxilio a mercados internacionales y sincerar el cobro de los servicios públicos.

“Macri encontró una complicada situación económica. Resultado de la orientación redistributiva que sobre lo acumulado en la gestión de Néstor Kirchner impuso su sucesora, de quien Macri recibió un país empobrecido, golpeado internamente por la inflación, la pobreza, la pérdida de producción y empleos productivos, a la vez que externamente endeudado, en mora y recurrente default con los acreedores y con el tesoro en ruinas”, dijo la internacionalista Elsa Cardozo.

A juicio de Cardozo, el presidente Macri no tomó las medidas adecuadas en el lapso correspondiente. “Optó por no acometer de inmediato las medidas que serían necesarias y apostó por estrategias para alentar la producción y las inversiones, pero sin las reformas de fondo, coherentes y amplias que dieran piso sostenible al crecimiento”, dijo la experta en materia internacional.

“El presidente Macri tomó una serie de medidas graduales para no generar malestar en la población y la estrategia no le resultó”, comentó el economista Jesús Casique. “No tomó en cuenta el Merval (índice de mercado de valores argentino) y dejó a un lado el factor social”.

Según Casique, los países en América Latina se han acostumbrado a las políticas sociales y cuando un mandatario deja de lado ese factor puede convertirse en un cuchillo para su garganta.

“No puedes tomar medidas económicas sin tomar en cuenta el factor social, Macri subió el precio de los servicios y se olvidó de algunos subsidios a los más vulnerables”, dijo Casique.

“Desde que Macri llegó al poder ha incrementado todos los servicios que antes eran subsidiados por el kirchnerismo: luz, agua y electricidad. Además hay una inflación galopante”, dijo el comerciante venezolano Carlos Núñez, quien emigró hace poco más de un año a Argentina.

 

Vía RunRun.es

Recientes de Blog