Theodore Hall: El científico que filtró información a los soviéticos
Theodore Hall: El científico que filtró información a los soviéticos

Theodore Hall: El científico que filtró información a los soviéticos

/
1 minuto de lectura

A la edad de 19 años y por recomendación de John Van Vleck , Hall fue uno de los científicos más jóvenes en ser reclutados para trabajar en el Proyecto Manhattan  en Los Álamos.

El 29 de agosto de 1949, la Unión Soviética se convirtió oficialmente en la segunda «nación atómica», al detonar su primera arma nuclear: una bomba de plutonio conocida como RDS-1. La prueba tomó por sorpresa a los gobiernos occidentales.

Según los archivos de la Agencia Central de Inteligencia (CIA), de EE.UU., por ejemplo, los agentes estadounidenses pensaban que era poco probable que los soviéticos pudieran producir una bomba nuclear antes de 1953.

Más asombrosamente, fue un científico estadounidense, Theodore Hall, quien ayudó a cumplir las ambiciones nucleares de Moscú, al proveer secretamente de información a los soviéticos.

Theodore Alvin Hall fue un físico estadounidense y un espía atómico de la Unión Soviética , quien, durante su trabajo en los esfuerzos de Estados Unidos para desarrollar la primera y segunda bombas atómicas durante la Segunda Guerra Mundial (Manhattan Proyect), dio una descripción detallada de la bomba de plutonio «Fat Man», y de varios procesos para purificar el plutonio, a la inteligencia soviética.

Es cierto que Theodore Hall no fue el único ciudadano estadounidense que filtró secretos atómicos al enemigo.

Lo que hace que su historia se destaque es que se salió con la suya y EE.UU. nunca lo sancionó.

¿Cómo este científico nuclear nacido en Nueva York y educado en Harvard se convirtió en espía?

No fue una coincidencia que el RDS-1 se pareciera mucho a «Fat Man» («Hombre Gordo»), la bomba de plutonio que EE.UU. detonó sobre la ciudad japonesa de Nagasaki el 9 de agosto de 1945.

Una gran cantidad de información de inteligencia sobre el diseño de la bomba se había transmitido a los soviéticos desde el corazón del Proyecto Manhattan, el nombre en clave del programa de armas atómicas dirigido por Washington en colaboración con Reino Unido y Canadá.

Ultrasecreto

Mantener el secreto era crucial.

Según un artículo de la revista Life publicado en 1945, «probablemente no más de unas pocas decenas de hombres en todo el país conocían el significado completo del Proyecto Manhattan». Uno de esos hombres era Theodore Hall.

 

 

Continúe leyendo esta interesante nota en  BBC MUNDO

Si quiere saber más sobre el Proyecto Manhattan, revise la Wikipedia

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog