El Nobel de Medicina recae en los tres científicos que descubrieron cómo las células perciben y se adaptan a los niveles de oxígeno
El Nobel de Medicina recae en los tres científicos que descubrieron cómo las células perciben y se adaptan a los niveles de oxígeno

Conozca quienes ganaron el Premio Nobel de Medicina y las razones

/
1 minuto de lectura

William G. Kaelin Jr., Sir Peter J. Ratcliffe y Gregg L. Semenza son los ganadores del Premio Nobel de Medicina y Fisiología 2019.

Además de haberles adjudicado el Premio Nobel, sus investigaciones permitieron conocer cómo las células pueden detectar y adaptarse a los cambios en la disponibilidad de oxígeno.

Estos mecanismos moleculares que les permiten adaptarse, fueron por mucho tiempo un misterio, hasta ser revelados por los investigadores. En concreto, el trabajo permitió identificar la maquinaria molecular que regula la actividad de los genes en respuesta a niveles variables de oxígeno.

Revelar el mecanismo de uno de los procesos adaptativos más esenciales de la vida, ha permitido allanar el camino hacia nuevas y prometedoras estrategias para combatir enfermedades como la anemia, el cáncer y muchas otras enfermedades.

La Academia Sueca afirmó:

«La importancia fundamental del oxígeno se ha entendido durante siglos, pero la forma en que las células se adaptan a los cambios en los niveles de oxígeno ha sido desconocida»

Sir Peter Ratcliffe trabaja en el Instituto Francis Crick y la Universidad de Oxford (Reino Unido), William Kaelin en la Universidad de Harvard y Gregg Semenza en la Universidad Johns Hopkins (EE.UU.).

Sus descubrimientos, además, han establecido las bases para nuestra comprensión de cómo los niveles de oxígeno afectan el metabolismo celular y la función fisiológica.

El oxígeno constituye aproximadamente una quinta parte de la atmósfera de la Tierra. Es esencial para la vida animal: es utilizado por las mitocondrias presentes en prácticamente todas las células animales para convertir los alimentos en energía útil.

Pero los niveles de oxígeno varían en el cuerpo, particularmente durante el ejercicio o a gran altitud, o después de un corte o herida que interrumpe el suministro de sangre.

Cuando los niveles de oxígeno caen, las células se ven obligadas a adaptar rápidamente su metabolismo. La capacidad del cuerpo para detectar oxígeno puede desencadenar la producción de nuevos glóbulos rojos o la construcción de nuevos vasos sanguíneos.

También tiene un papel en el sistema inmune y en las primeras etapas de nuestro desarrollo dentro del útero.

 

Continúe leyendo esta interesante noticia y no deje de ver el video en  ABC salud

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog