Nueva cinta adhesiva inspirada en telaraña cierra las heridas en segundos
Nueva cinta adhesiva inspirada en telaraña cierra las heridas en segundos

Nueva cinta adhesiva inspirada en telaraña cierra las heridas en segundos

/
1 minuto de lectura

Investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts crearon una innovadora cinta adhesiva que podría sustituir a las suturas en una cirugía, lo que representa una alternativa para sellar tejidos como los de pulmones e intestinos.

Aunque las suturas quirúrgicas se usan habitualmente para cerrar heridas, en realidad pueden dañar el tejido biológico interno frágil. Ahora, científicos del MIT  desarrollaron una cinta adhesiva de doble cara que seca el tejido instantáneamente y crea una fuerte unión, en solo 5 segundos.

La idea es que las piezas de la cinta se coloquen entre dos superficies que deben unirse, como los lados opuestos de una incisión realizada dentro de un órgano. Esas dos superficies se presionan juntas con la cinta (sujetándolas) hasta que se complete el proceso de curación.

Asimismo, la base de la cinta toma la forma de una tira de gelatina o quitosano (biopolímero), que se descomponen inofensivamente dentro del cuerpo después de realizar el trabajo: la gelatina dura unos pocos días, mientras que el quitosano puede durar de un mes a un año.

En ambos lados de la cinta adhesiva hay un material conocido como ácido poliacrílico. Comúnmente utilizado en pañales, comienza absorbiendo fluidos corporales en las dos superficies a las que se aplica.

El ácido puede rápidamente formar enlaces de hidrógeno débiles con esas superficies ahora secas, uniéndose.

Inspirada en telarañas

Para imitar las telarañas, el equipo diseñó un material que elimina la humedad de los tejidos antes de crear rápidamente un enlace. Para absorber el agua, eligieron el ácido poliacrílico, un material absorbente utilizado en pañales desechables.

El ácido absorbe el agua y crea enlaces de hidrógeno débiles, que mantienen juntos los materiales brevemente. Todo el proceso de unión dura solo unos cinco segundos, mucho más rápido que los pegamentos quirúrgicos existentes.

Hasta ahora, la cinta se ha probado con éxito en tejido de cerdo, incluida la piel, el intestino delgado, el estómago y el hígado, y también se ha utilizado en los pulmones y la tráquea de los mamíferos.

En última instancia, se espera que el material pueda usarse no solo para unir piezas de tejido, sino también para asegurar los implantes dentro del cuerpo.

La investigación se publicó en en la revista Nature.

 

Tomado de MUY interesante

3 Comments

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog