Categorías
Nacionales Sucesos

Un centenar de reclusos de Santa Ana fue trasladado a otras cárceles

El traslado de 103 reclusos forma parte del acuerdo alcanzado con autoridades nacionales tras el amotinamiento que protagonizaron el miércoles, en protesta a las condiciones indignas en las que se encuentran, dijeron voceros de los reos. 

Compartir en:

Un centenar de reclusos de la cárcel de Santa Ana fue trasladado a centros penitenciarios en sus ciudades de origen, luego del acuerdo alcanzado con autoridades nacionales la noche de este jueves.

El traslado de los 103 reclusos forma parte del acuerdo alcanzado con autoridades nacionales tras el amotinamiento que protagonizaron el miércoles, en protesta a las condiciones indignas en las que se encuentran, dijeron voceros de los reos.

Los familiares de los privados de libertad permanecen en las afueras del Centro Penitenciario de Occidente, ubicado en Santa Ana, estado Táchira, pues aún no se conocen los nombres de los reclusos trasladados a recintos ubicados en otros estados del país.

El traslado a sus ciudades de origen era una de las peticiones de los presos. También exigieron una buena alimentación, atención médica, respeto al derecho a la visita y que se le otorgue la libertad a los ciudadanos que ya tienen boleta de excarcelación.

Los reos se alzaron el pasado miércoles luego de descubrir que gran cantidad de comida destinada para ellos estaba siendo comercializada por las autoridades del centro penitenciario fuera del recinto.

Se conoció que los nueve custodios que estuvieron como rehenes, están en buen estado de salud.

Durante la reyerta no hubo muertos. Algunos reclusos resultaron con heridas de perdigón, cuando la Guardia Nacional ingresó para tomar el control de la situación.

Los reclusos advirtieron que si no se cumplen los tratados y acuerdos tomarán otras acciones.

«Hay privados con epidemias y enfermedades terminales», dijeron.

Asdrúbal Ortiz, representante del Consorcio Justicia, capítulo occidente, organización encargada de velar por los derechos de los privados de libertad, dijo que desde que se inició el motín estuvieron pendientes y en contacto tanto con los reos como son sus familiares.

«Las peticiones son legítimas. Tenían varios días sin comida. El Estado debe garantizar una buena alimentación en nuestras cárceles y eso no se cumple», añadió.

«Hay un señor que sufre un avanzado cáncer de próstata y se le ha negado el traslado a un centro de salud. Allí también hay epidemias como tuberculosis, hepatitis y enfermos de sida que no están recibiendo ni tratamiento ni la debida atención medica», aseguro Ortiz.

También informó que además del traslado, los presos exigieron una investigación contra los directivos del penal quienes les negaban la comida porque estaban haciendo negocio con los alimentos.

Informó que entre los acuerdos está el permitir que los familiares puedan llevarles comida al menos tres veces por semana.

«Lamentablemente el Estado venezolano no ha sido capaz de garantizar derechos básicos como la salud y la alimentación», aseguró el defensor de derechos humanos.

Indicó que junto a otras organizaciones estarán muy pendientes de que los acuerdos se cumplan.

Ortiz instó al Ministerio de Asuntos Penitenciarios a cumplir la Constitución y depurar las cárceles de tanta corrupción.

Compartir en:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *