Guillermo Carrasco a Curadas: «Estoy abrumado por tanto cariño de los venezolanos»

4 minutos de lectura

Guillermo Carrasco se siente abrumado por el cariño que le han profesado los venezolanos en los últimos días, luego de que trascendiera que está cumpliendo 50 años de vida profesional.

“La verdad es que todo esto me tomó de sorpresa. Nunca he sido de celebraciones públicas de ese tipo”, aseguró en una entrevista exclusiva con Curadas tras los numerosos mensajes que ha recibido de su público a través de las redes sociales.

“He asumido el barranco de felicitaciones y anuncios y he dedicado un tiempo precioso a responder, en la medida de mis posibilidades. Porque si la gente se toma la molestia de hacerlo, entiendo que es sincera y lo hace con cariño. Así que asumo que es así y les retribuyo el afecto respondiendo y agradeciendo. Es lo menos que puedo hacer…”, comentó el cantante, de 68 años.

Lea también: Tuiteros homenajearon a Guillermo Carrasco por su trayectoria artística

Todo ocurrió por una serie de cosas dichas que el azar se encargó de unir. Hace unos días hizo un comentario en Facebook sobre la razón que esgrimía su colega y amigo Frank Quintero para hacer un concierto por sus 50 años de vida artística (los de Frank).

“Hice una reflexión en voz alta, en Facebook, sobre los años que hace de nuestros comienzos. Un comentario con el que no pretendía trascendencia alguna. Un periodista de Barquisimeto que me entrevistó hace muchos años lo leyó y asumió que yo estaba celebrando ese aniversario. ¡Pero no pretendía hacer aspavientos con ello!”, señaló.

Paralelo a ese comentario en Facebook, Carrasco escribió en Twitter: «En la vida hay que ser agradecido”, y muchos interpretamos que era una reflexión a propósito del aniversario de su vida artística.

¿Y qué quiso decir con esa frase?, le preguntamos.

“La frase se explica sola… creo. Que estoy agradecido y que creo que es bueno serlo, porque no estamos solos en el mundo y muchas de las cosas que nos suceden, suceden porque dependen de las acciones de otras personas, las conozcamos o no”.

Recordando sus inicios

Guillermo Carrasco nos confesó que la verdad es que no recuerda cuál fue el día exacto en que empezó su carrera musical, en la que también ha destacado como compositor, arreglista y productor.

“Creo que fue en el 70 cuando canté y me pagaron por primera vez. Me pagaron 80 bolívares. Asumí ese hito como momento inicial de mi carrera, para tener una referencia. Pero no recuerdo el día ni el mes… «, contó.

El 31 de octubre de 1969 el entonces presidente Rafael Caldera ordenó el allanamiento e intervención de la Universidad Central de Venezuela (UCV), sumergida en un proceso de renovación interna influenciado por el Mayo francés.

La Operación Canguro, como se denominó el procedimiento, dejó un saldo de diez estudiantes muertos, cientos de heridos y la suspensión de las clases en la UCV hasta febrero de 1971, cuando se reanudaron las actividades.

Con el cierre de la universidad, Guillermo Carrasco se quedó sin nada que hacer. Para ese momento formaba parte de un grupo llamado Una Luz, integrado también por William Márquez, el Zigui; Franklin Laudelino Mejías y Rubén «Micho» Correa. Los invitaron a tocar en un festival de rock en Barquisimeto y resultó que ganaron un premio. Fue así como ganó esos 80 bolívares.

Luego, junto con otros muchachos (Robert Valerio, Charlie Bernaccino y Francisco “Kiko” Alvarado) de El Paraíso, donde todos vivían, formaron el grupo Syma. Un día los invitaron a actuar en el programa 2001 juvenil que conducía el locutor y animador Luis Oberto, quien, después de escucharlos, les ofreció grabar los dos temas que tenían hasta ese momento.

I don´t know why y Viendo la lluvia fueron las piezas de ese disco de 45 RPM que comenzó a sonar en la radio y que le dio fama al grupo Syma, que en su momento llegó a ser considerado el Crosby, Still, Nash & Young de Venezuela.

Alerta y activo

Como solista, Guillermo Carrasco ha grabado ocho discos, el primero de ellos en 1978 y el último, Inmensa mayoría, en 2012.

“No he vuelto a grabar por múltiples razones. Falta de ánimo, falta de presupuesto, falta de fábrica para los discos, falta de imprenta para las carátulas y otras faltas que todos hemos padecido. Muchos amigos y colegas que solían acompañarme se han marchado. Eso también dificulta las cosas, aunque no las imposibilita”, indicó.

“Temas, hay. Sigo componiendo y borrando. Sigo creyendo que es posible hacer unas canciones que no sean panfletos y que reflejen la realidad desde la reflexión sincera y honesta. No busco éxitos de radio ni cosa parecida. No lo hice antes, no lo voy a hacer ahora. Sigo pensando en la música como un vehículo para la expresión de mis más caros pensamientos y quizá de algún anhelo”.

“A ver si es posible este nuevo año”, dice, con lo cual nos llena de esperanzas de volver a escuchar composiciones tan queridas como lo siguen siendo Ya no estás aquí, Bella y fugaz o Intentemos el amor.

“Lo mejor de estos años es que han transcurrido con arreglo a mis intenciones”, respondió cuando le pedimos un balance de su medio siglo de vida profesional.

“No he sacrificado mis convicciones estéticas ni éticas. He podido hacer algunas de las cosas que he querido, he tenido la compañía de gente maravillosa en el trayecto y siento que he sido fiel a mis principios. No he pasado por encima de nadie y me siento orgulloso de haber conseguido salir airoso de la industria discográfica, que no es cualquier cosa».

Guillermo Carrasco no se ha ido del país. Vive en Caracas, donde sigue dedicado lo suyo. “Hago la publicidad que puedo, cuando puedo. Hago la música que quiero, cuando puedo y quiero. Trato de mantenerme al tanto de lo que ocurre en el mundo y milito en el batallón inmenso de gente que quiere que nuestro país vuelva a ofrecer oportunidades a sus ciudadanos”.

“En eso creo y por ello me mantengo alerta y activo”.

Redacción Katty Salerno

2 Comments

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog