Disfruta esta vieja filmación de la ciudad de Nueva York en el año 1911 que sobrevivió en perfecto estado.

Gracias a la tecnología actual se llevó a un ritmo natural y se agregó sonido para ambientar el filme.

La película fue tomada por la compañía sueca Svenska Biografteatern en un viaje a América.

 

Compartir en: