Ante las recientes declaraciones de la OMS, y la introducción de la epidemia COVID -19 en Europa, países de Europa han reforzado las medidas para luchar contra la propagación del coronavirus.

Italia, sigue ejecutando medidas de seguridad, mientras Rumanía puso en cuarentena a una docena de personas procedentes de las 11 ciudades italianas en torno a las cuales se ha instaurado un cordón sanitario.

En los aeropuertos de varios países del continente, se crearon corredores especiales de desembarque para los pasajeros procedentes de las zonas de riesgo, en los que se toma la temperatura. Se pide además que permanezcan en sus casas a quienes viajaron a China o Italia.

Quienes proceden de Italia, como muchos franceses, deben evitar «salidas no esenciales» durante dos semanas, además de dejar a los niños en sus casas.

Los viajeros que vengan de China, Corea del sur e Irán e Italia, y tengan que entrar al Reino Unido, deben mantenerse en sus domicilios, evitando cualquier contacto humano directo, e informar de ello a las autoridades.

Bosnia aconsejó a quienes llegan de esos países consultar con un médico y permanecer en sus casas. Croacia, por su parte, anuló todos los viajes escolares en los próximos 30 días.

Varios países han aconsejado a sus ciudadanos no viajar a las regiones afectadas de Italia, entre ellos Austria, Hungría, Ucrania y Rumania.

Mientras que Finlandia y Dinamarca han aconsejado extrema «prudencia» a los viajeros que realicen desplazamientos a Italia.

A los pasajeros procedentes de Italia se les toma la temperatura en los aeropuertos húngaros de Budapest y de Debrecen (este), así como en el de Kiev, en Ucrania.

A su vez, Ukraine International Airlines ha pedido a su personal de a bordo que lleve guantes y máscaras de goma en los vuelos procedentes de Italia.

Por su lado el aeropuerto de Praga prevé un «incremento de medidas de higiene».

En Varsovia, personal médico sube a bordo de aviones procedentes de Italia para verificar la temperatura, antes de autorizar a los pasajeros a desembarcar.

En Croacia, las personas que retornan de las regiones italianas afectadas por el virus serán interrogadas por la policía de fronteras y por expertos en epidemias, señaló AFP.

 

@rocafranc

Curadas

Compartir en: