Tras las numerosas acusaciones por acoso sexual, el tenor español Plácido Domingo, dijo lamentar profundamente el «sufrimiento» causado y aseveró que asume «toda la responsabilidad» de sus actos.

«Quiero que sepan que siento mucho el sufrimiento que les causé», dijo el cantante, de 79 años, en un comunicado enviado por sus representantes en Los Ángeles.

El tenor había negado las acusaciones. Sin embargo, esta vez, decidió asumir su responsabilidad mediante un comunicado, unas horas antes de que la asociación estadounidense de músicos American Guild of Musical Artists, AGMA, hiciera públicas las conclusiones de su propia investigación.

La AGMA sostuvo que Plácido Domingo tuvo «una conducta inapropiada, desde el flirteo hasta proposiciones sexuales, dentro y fuera de su lugar de trabajo».

«Muchos de los testigos expresaron temor a represalias profesionales como razón para no hablar antes», indicó la asociación, apostillando que sus administradores «han aceptado las conclusiones del informe y tomarán las acciones correspondientes», sin detallar éstas.

Domingo decidió asumir las acusaciones y esta vez, no optó por desmentirlas.

«Asumo toda la responsabilidad de mis acciones», añadió el artista, afirmando que entiende que «algunas mujeres hayan podido tener miedo a expresarse abiertamente, por el temor de que sus carreras se vieran afectadas» por ello.

El tenor, quien ha sido la estrella en las óperas más prestigiosas del mundo y ganado 12 premios Grammy, ha sido acusado por al menos 20 mujeres de «besarlas a la fuerza, agarrarlas o acariciarlas», reseñó AFP.

La mayoría de las mujeres señalaron que el cantante de ópera las presionaba para que «(…) tuvieran relaciones sexuales con él, y que a veces incluso, tomaba represalias profesionales cuando rechazaban sus insinuaciones».

El cantante, arrepentido tras las acusaciones, dijo estar «comprometido con promover un cambio positivo en la industria de la ópera, para que nadie más deba pasar por una experiencia así», y dijo tener «el ferviente deseo» de que el mundo de la ópera sea más «seguro» para todos, y que su ejemplo «anime a otros».

A raíz de las acusaciones, Plácido Domingo abandonó en octubre la dirección de la Ópera de Los Ángeles, que ocupaba desde 2003.

Igualmente renunció a actuar en el Metropolitan Opera de Nueva York. La Orquesta de Filadelfia y la Ópera de San Francisco anularon sus representaciones, previstas esta temporada, y la Ópera de Dallas también canceló un concierto suyo programado el próximo marzo.

En Europa, no obstante, Domingo ha seguido actuando en diversos escenarios en los últimos meses, y en los próximos tiene previsto hacerlo en Hamburgo, Moscú, Madrid, Viena, Verona o Londres, reseñó AFP.

 

 

@rocafranc

Compartir en: