Los Carnavales de Río son nuevamente motivo de innumerables críticas y opiniones. De allí que muchos medios de comunicación social se hicieran eco de «Un Brasil con justicia social, con equidad, tolerancia, respeto, pero sobre todo humanidad.»

Las escuelas bailaron samba tras la principal atracción del Carnaval de Río de Janeiro, el mayor espectáculo del mundo.

La historia de un Jesús bondadoso y solidario, como se le conoce, pero que nace negro, con sangre indígena y cuerpo de mujer en el Brasil actual, sintetizó la marcada crítica que hubo contra la discriminación, el racismo y la intolerancia religiosa en el primer día de desfiles del Sambódromo, señaló EFE.

Preservar el medio ambiente, cuidar la cultura y las tradiciones de los pueblos indígenas y enaltecer a las mujeres quienes con su tezón, desde siglos atrás ayudaron a forjar la historia de Brasil, cuentan las historias narradas en la mayor fiesta al aire libre del planeta.

«Las escuelas de samba, hijas de la favela, donde se vive la pobreza, la violencia y la discriminación, usaron los 700 metros del sambódromo para transmitir la voz del pueblo», concluyó EFE.

 

@rocafranc

Curadas

Compartir en: