En la época de los dinosaurios, la Antártida estaba cubierta de bosques
En la época de los dinosaurios, la Antártida estaba cubierta de bosques

En la época de los dinosaurios, la Antártida estaba cubierta de bosques

/
1 minuto de lectura

Hace 90 millones de años, cuando los dinosaurios estaban en su pleno apogeo, la costa occidental de la Antártida era un lugar muy distinto del que conocemos actualmente.

La temperatura media anual era de 12 °C y estaba cubierta de bosques templados.

Este fascinante descubrimiento, lo ha hecho un equipo internacional de científicos, tras analizar una muestra de sedimentos del Cretácico encontrada en la Antártida, en el mar de Amundsen en 2017.

Se sabe que el Cretácico medio fue el periodo más cálido vivido en nuestro planeta en los últimos 140 millones de años. En aquella época, cuando los dinosaurios aún campaban a sus anchas, el nivel del mar era 170 veces más alto que el actual y se calcula que la temperatura del océano a la altura de los trópicos habría alcanzado los 35 °C, pero se sabe muy poco sobre cuáles eran las condiciones en los círculos polares.

El equipo de científicos, procedentes de distintas instituciones de Alemania y Reino Unido, se encontraba cerca de los glaciares Pine Island y Thwaites tomando muestras de sedimentos con una plataforma de perforación a 30 metros de profundidad del lecho marino.

“Cuando hicimos una primera evaluación de las muestras a bordo del barco, nos llamó la atención la coloración del núcleo del sedimento, era claramente distinta de las capas superiores”, explica Johann Klages, geólogo del Centro Helmholtz de Investigación Polar y Marina del Instituto Alfred Wegener (Alemania) y primer autor del trabajo, que se publica en Nature.

Plantas de 90 millones de años de antigüedad

Una vez en el laboratorio, los científicos analizaron los sedimentos con tomografía computarizada de rayos X. Los resultados revelaron que la muestra contenía una densa maraña de raíces fósiles, tan bien conservadas que les permitieron, incluso, identificar estructuras celulares.

La muestra también contenía restos de polen, esporas e incluso de plantas con flor que nunca antes se habían encontrado en estas latitudes.

“Es fascinante ver el polen fósil y otros restos de plantas tan bien conservados en un sedimento depositado hace 90 millones de años”, explica Ulrich Salzmann, paleoecólogo de la Universidad de Northumbria. “Todo esto nos indica que la costa de la Antártida occidental era, en aquella época, un bosque templado y pantanosos, muy similar a los que podemos encontrar en Nueva Zelanda hoy en día”.

Reconstrucción del clima del pasado

Para reconstruir el ambiente de estos bosques prehistóricos, los científicos se fijaron en las condiciones climáticas en las que viven las plantas descendientes de las encontradas en la muestra de sedimento. También se ayudaron de otros indicadores biológicos y geoquímicos de temperatura y precipitación que encontraron en la muestra.

 

Continúe leyendo sobre este interesante descubrimiento en  MUY interesante

1 Comment

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog