Embarazo adolescente: a la ONU le preocupa «la fábrica de pobres» en América Latina

///
1 minuto de lectura

El embarazo adolescente lastra la vida de miles de jóvenes y reproduce la pobreza en Latinoamérica y el Caribe, además de generar a los países gastos millonarios que podrían evitarse, advierte la ONU en un estudio presentado este miércoles.

«El embarazo en la adolescencia y la maternidad temprana son fenómenos que impactan fuertemente en la trayectoria de vida de miles de mujeres en América Latina», señala el informe del Fondo de Naciones Unidas para la Población (UNFPA).   

Los efectos de esos embarazos precoces «son múltiples y se extienden tanto al nivel de la educación como del mercado laboral, de la salud e incluso de las economías nacionales», añade el documento. 

«El embarazo adolescente es una fábrica de pobres en América Latina», dice Federico Tobar, asesor regional del UNFPA.

En América Latina y el Caribe registra la segunda tasa más alta de embarazos adolescentes del mundo.

Lea también: Pandemia y crisis: las venezolanas cargan más de lo que pueden soportar

Además, se estima que casi el 18% de los nacimientos en la región corresponden a madres menores de 20 años de edad. Cada año, alrededor de un millón y medio de adolescentes de entre 15 y 19 años dan a luz.

Esas cifras, de por sí alarmantes, se tornan más críticas al observar que muchos de estos embarazos son consecuencia de la falta de información, el limitado acceso a métodos anticonceptivos y la violencia sexual y de género, destaca el informe.

El informe destaca los costos sociales del embarazo adolescente para los estados y para las madres, incluyendo la dimensión educativa, la disponibilidad para trabajar fuera del hogar, los niveles diferenciales de desempleo, la remuneración obtenida y los costos asistenciales de la gestación, el parto y el puerperio.

Además, comprende la dimensión fiscal (recaudación de impuestos directos e indirectos relacionados con las madres tempranas). Sumados todos esos costos, su impacto sobre la economía nacional se torna significativo y el costo de oportunidad que involucra prevenir el embarazo adolescente se hace aún más relevante.

Janet Yucra

Con información del UNFPA.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog