«Me quiero morir»: la vida de los ancianos en Venezuela pende de un hilo

//
2 minutos de lectura

«Me quiero morir». Es una frase corta y dice tanto, porque la pronuncia una abuelita cuya situación es muy precaria. Se trata de un vídeo de corta duración difundido por la organización de derechos humanos Provea, donde muestra a la población de la tercera edad hablando de las condiciones que sufre debido a la crisis económica.

La situación de los ancianos en el país es delicada y, es verdad, mortal, si se quedaron solos porque sus hijos y nietos están fuera del país. Como ocurrió hace unas semanas con los hermanos de 74 y 72 años que murieron de hambre, en un apartamento en el centro de Caracas.

No alcanza

Las personas de la tercera edad cobraron por concepto de pensión, más dos meses de aguinaldo, una suma de 5.600.000 bolívares en dos montos: uno de 2.400.000 y otro de 1.200.000 para sumar 5.600.000 bolívares.

El 7 de noviembre, la banca privada se adelantó al anuncio oficial al informar que estaba disponible depósitos o abonos por un millón 200 mil bolívares para unos, más 800 mil bolívares por concepto de retroactivo.

Un día después de hacerse efectivo el pago de los 5 millones 600 mil – pensión más dos meses de aguinaldo -, el dólar paralelo dio un salto de 145.000 bolívares en solo 12 horas.

Lea también: Guaidó sale a las calles para promover la consulta opositora en Venezuela

Hasta este viernes, el dólar paralelo promediaba 871.186,43 bolívares.

Por su parte, la tasa oficial del dólar se única en 710.701,52 bolívares

Al revisar los valores promedios mensuales, el dólar oficial ha aumentado diez veces su valor en siete meses. A mediados de marzo tenía un valor de 74.081,87 bolívares y para este 22 de noviembre se ubica en 710.701,87 bolívares.

Pensión: “el ingreso que no da na”

Los aumentos recurrentes y sostenidos del dólar paralelo tienen un impacto inmediato en el costo de los productos y servicios.

Según Provea, 4 millones de personas de la tercera edad devengan una pensión que equivale a  un centavo de dólar diario.

Con el pago de un mes de pensión solo se puede comprar “un pedazo de carne”, cuyo costo alcanzó los 3.600.000 bolívares el kilo.

O también se pueden adquirir dos kilos de algún producto industrial como el harina de trigo.

Hay que enfatizar que la pensión es de 1.200.000 bolívares, según los últimos depósitos realizados por el Instituto Venezolano de los Seguros Sociales (Ivss).

El 16 de octubre, el Ivss, anunció que la pensión era de 400.000 bolívares, un monto que apenas alcanzaba para adquirir 1/2 kilo de ají.

Opacidad

Maduro se ha caracterizado por la opacidad entorno al manejo de los recursos destinados a la pensión, sostiene Provea en un texto publicado a inicios de noviembre de 2020.

Además, apunta a la improvisación, al adjudicar bonos o pago de pensiones a través del carnet de la patria

A juicio de Provea, con este acto, el gobierno de Maduro incurre en discriminación  y sectarismo.

Con información de Fe y Alegría y Provea

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog