El poder de los gigantes tecnológicos

El poder de los gigantes tecnológicos

/
6 minutos de lectura

Título original: el poder cambió de manos (pero no de Trump y Biden) y no te diste cuenta.

¿Cuándo te diste cuenta del poder que tienen los gigantes tecnológicos?

Aunque en este momento nuestras principales preocupaciones sean la crisis económica mundial o un repunte de la pandemia, estamos enterados de lo problemática que fue la salida de Trump de la presidencia de Estados Unidos, y ahora, su pretendido regreso.

Y en medio de tanto, no nos dimos cuenta del alarde de poder de los gigantes tecnológicos.

Mientras Trump salía del poder, las big-tech dejaron sin hospedaje a la red social Parler, decidieron quién sería el nuevo presidente del país más poderoso del mundo, y los hombres más ricos del planeta conformaron un cartel tecnológico que calla a quien sea, cuando sea.

Así, Amazon, Twitter y Facebook se lo dejaron bien claro a Trump.

Y aun así, la mayoría no se entera de que, aunque el poder cambió de manos, no fue de Trump a Biden.

Lo más relevante de lo que está sucediendo en Estados Unidos no es que Trump haya perdido, con o sin fraude, o que los demócratas son más que los republicanos, ni que Trump es un loco, o Biden un títere.

Lo más importante que está sucediendo en el mundo, ya casi dejada atrás la pandemia y en posiblemente cerca estallidos de varias burbujas económicas, es que estamos presenciando la ascensión al poder de los gigantes tecnológicos.

Este cambio de poder no sucedió durante la pandemia, aunque como muchas otras cosas relativas a la tecnología, fue acelerado por ella.

Cuándo comenzó el poder de los gigantes tecnológicos

Comenzó hace varias décadas, cuando se inventó la Internet, y continuó cuando entre Bill Gates e IBM pusieron una computadora en cada casa. Cuando Internet se masificó, cuando Google se hizo indispensable, cuando los teléfonos se hicieron inteligentes. Y más recientemente, cuando comenzamos a pasar más tiempo en las redes sociales que haciendo cualquier otra cosa.

¿Lo que no te gusta es lo que no te gusta, o es lo que no le gusta a Google, Hollywood y compañía?

El asunto es importante porque toca nuestro derecho a pensar libremente, el libre albedrío.

Oscar Wilde lo explicó mejor en un cuento conocido como «La parábola de las limaduras de hierro» y también como «El imán», que puedes leer al final de este artículo.

La tecnología nos lleva como borregos, y lo peor es que no sabemos que vamos como borregos, tal como las últimas limaduras caminaban hacia el imán, pensando que hacían uso de su libre albedrío.

Y es que precisamente una de las fortalezas del poder de los gigantes tecnológicos es que lo ejercen sutilmente

El asunto es aún peor en un país secuestrado como el nuestro, Venezuela, en el que lo que nos mantiene parcialmente a salvo de la manipulación del cartel tecnológico es el control que ejercen carteles más tradicionales por medio de la pobreza, el encierro, la escasez, la inseguridad y el miedo.

Y si la mayoría de las personas del primer mundo no lo ve, mucho menos lo vamos a ver nosotros aquí en el inframundo, en el infierno venezolano.

Y aunque lo veamos, no nos importa tanto, pues tenemos problemas más cercanos que resolver, como tener techo, agua, comida y nuestro gran lujo: Internet.

Nunca he sido de teorías del complot. No es mi género. Pero aunque parece sacado de un libro de Dan Brown, la ascensión de los gigantes tecnológicos al poder está sucediendo.

El poder de los gigantes tecnológicos: algunos poderosos y sus compañías

Jeff Bezos – Amazon
Bill Gates – Microsoft
Larry Ellison – Oracle Corporation
Mark Zuckerberg – Facebook
Elon Musk – Tesla y otras

La lista es mucho más larga.

Qué puedes hacer

Pues no mucho, además de estar al tanto.

El poder cambia de manos generalmente entre poderosos, es decir, de unos poderosos a otros, como está sucediendo ahora, y raras veces el ciudadano común puede influir en el resultado de las guerras entre titanes.

Qué esperar (No tiene que ser malo)

Quizá el poder está en mejores manos con los gigantes tecnológicos

Aunque sin duda parece algo siniestro, no tiene que ser algo malo.

Todos nuestros avances han dejado cosas buenas, por eso se llaman avances, aunque han tenido un alto precio, por lo general pagado con la destrucción del medio ambiente.

Quizá los gigantes tecnológicos causen menos daño. Está por verse, aunque la huella de carbono que dejan es indeleble.

Nos queda desear que los nuevos líderes del mundo logren mejorar las cosas desde sus teclados.

Quizá el cambio sea para bien de todos. Quizá los magnates tecnólogos logren masificar el consumo de carne artificial y así detener el calentamiento global, quizá logren erradicar la pobreza, el envejecimiento y hasta la muerte.

¿Y si sale mal?

Esos serían algunos posibles desenlaces en escenarios optimistas, mientras que las perspectivas pesimistas van desde más contaminación hasta un apocalipsis causado por el levantamiento de las máquinas inteligentes contra la humanidad, como en la película Terminator.

Quiénes pelean por el control del mundo

La guerra, hasta ahora fría, es entre «lo establecido» (el stablishment) y los nuevos poderosos.

Si te está gustando este artículo, escucha el audio de Arquímedes Román con su opinión al respecto:

Lo establecido son los dirigentes políticos, los gobiernos, las corporaciones de 40 años o más que no son tecnológicas y no se han alineado a Silicon Valley and Co.

Y los nuevos jugadores son las «nuevas» corporaciones tecnológicas, cuyo poder es su capacidad de manipular lo que pensamos, lo que comemos, lo que vestimos y hasta lo que sentimos.

Si todavía crees que es paranoia, y ojalá tengas razón, lee estos artículos:

https://cincodias.elpais.com/cincodias/2021/01/13/companias/1610503543_612794.html

https://www.infobae.com/america/eeuu/2021/01/14/el-ceo-de-twitter-explico-las-razones-del-cierre-de-la-cuenta-de-donald-trump/

https://www.lavanguardia.com/economia/20200803/482640904680/tecnologicas-big-tech-google-alphabet-apple-facebook-amazon.html

Y puedes hacer tus propias búsquedas de los siguientes temas:

  • Adicción al celular
  • Adicción a las redes sociales
  • Fake news / Noticias falsas
  • Globalismo
  • Fintech contra Bigtech
  • El poder de los gigantes tecnológicos

…Hablábamos del libre albedrío

La parábola del imán de Oscar Wilde

Érase una vez un imán que vivía cerca de unas limaduras de acero. Un día, algunas de las limaduras más pequeñas sintieron una repentina necesidad de visitar al imán. Sin embargo, ya que las limaduras adultas eran realmente muy estrictas, las pequeñas no tenían permiso para salir por su cuenta. Así que trataron de convencer a las limaduras adultas para que las acompañasen a visitar al imán.

Al escuchar su plan, los adultos se emocionaron tanto que llamaron a todos los amigos y parientes que vivían en el barrio vecino, y, reunidos por fin, comenzaron a discutir sobre cuándo exactamente deberían ir. Las limaduras más pequeñas, que para entonces estaban ya muy impacientes, protestaron:

¿Por qué no vamos hoy?

Pero algunos de los más indolentes y viejos opinaban que era mejor esperar hasta la mañana siguiente.

Sin darse cuenta, mientras conversaban sin parar, se habían puesto cada vez más cerca del imán. Mientras seguían con la discusión sobre el momento de emprender su largo y arduo viaje, se aproximaban más y más. El imán, que llevaba un rato observándolas, yacía en su sitio sin moverse, fingiendo que no se daba cuenta de que estaban allí.

Y cuanto más discutían la cuestión, más crecía en las limaduras el deseo de visitar al imán, hasta que las más pequeñas, que para entonces consideraban que su espera había sido suficiente, declararon que se iban. Para su asombro, la más vieja de las limaduras estuvo de acuerdo, e incluso se le oyó decir que era su deber visitar al imán de inmediato. Así que finalmente prevalecieron las limaduras más pequeñas, y todas exclamaron en voz alta:

¡No hay por qué esperar! ¡Iremos hoy! ¡Iremos ahora!¡Iremos de inmediato!

Y cuanto más discutían la cuestión, más crecía en las limaduras el deseo de visitar al imán

Así, formando un solo cuerpo, todas las limaduras cruzaron el aire volando y en menos de un segundo se adhirieron fuertemente a cada lado del imán.

Una sonrisa iluminó entonces el rostro del imán, que comenzó a reírse por lo bajo, para sí mismo. Y es que incluso ahora que se hallaban pegadas a su cuerpo con tanta fuerza que les era imposible moverse, las limaduras le dejaban entender por su conversación que seguían considerando aquella visita un producto de su libre albedrío.

Por lo pronto todo apunta que de aquí a unos cuantos años, el poder de los gigantes tecnológicos solo aumentará.

Como para muchos informáticos, para mi es hasta emocionante pues trabajo con tecnología desde antes de que lo hiciéramos todos.

¿Qué opinas? ¿Hacia donde vamos? ¿El poder está en manos de los gigantes tecnológicos? ¿Es bueno o es malo?

Deja un comentario.

Nota del autor: Escribí esta nota el 14 de enero del 2021 y la actualicé el 2 de septiembre del 2022

Te puede interesar:

5 Comments

  1. Así como los Simpsons han pronosticado la llegada de Trump al poder, la llegada del Covid 19 al mundo. Igual Terminator predice el futuro porque la inteligencia artificial se impondrá.

    El mismo silencio que utilizaron para tomar el poder los BigTech igual lo harán las máquinas inteligentes. Por algo las llaman así.

  2. Venezuela Tuvo su cuento y trágica historieta de Oscar wilde, fuimos limadura atraída por el resentimiento personal acorde a cada tragedia que se consideró e identifico con el mesianismo y la vana ilusión de que la futura toma del poder era para la absolución de los pecados cometidos, pero que nos empeñamos en achacarle a otros, al sistemas, políticos y cualquier ser que se moviera a nuestro alrededor era culpable de nuestros males en Educación , Familia numerosas, ah y una gran dosis de ignorancia, pero sobre todo se habían quedado con nuestro dinero, que a efectos de, nunca habíamos trabajado, este imán confabulo en conjunto con sus ídolos de barro, quienes finalmente también le pasaron factura, dejando en la orfandad MÁS ROTUNDA DE LA CUAL NO EMERGEMOS Y PASARA QUIZAS MUCHOS AÑOS (OJALA ME EQUIVOQUE), hasta lograr enaltecer el espíritu, lo cierto es que la constante como el hambre no hace libre a nadie, por el contrario nos sumerge mas en la miseria y la locura, esperando al salvador, sin asidero ni fe para la lucha por la libertad por que como usted dice estamos pendientes de nuestros problemas mas cercanos, mientras los herederos del OPROBIOSO IMAN, nos mantienen con el opio de la necesidad y quien habla desde lo más profundos de nuestro ser sigue siendo el odio y el resentimiento, nunca de nuestros propios errores, así marchamos atraídos como la limadura a la muerte y esclavitud calculada de los imanes que asumieron y mienten que su libertad es la nuestra y alimento en la mentira que nos mantiene unidos al perverso iman y la perdida de la valoración del trabajo y el esfuerzo que debemos tener para obtener la esperanza de querer ser libre derrotando en primer lugar la atracción magnética del odio que corroe nuestras almas y levantar el espíritu de lucha y ser ser libres, costara pero si nos lamentamos en el camino del costo lo lograremos. y dejaremos a ese imán inerte como la verruga muerta desde hace tiempo, la determinación hará que nos levantemos derrotando a los opresores del régimen mafioso, devolviendo al país si integridad sus sueños y los valores perdidos no todo está en el lodo.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog