La cita poema de Andrés Eloy Blanco - Audio y video
La cita poema de Andrés Eloy Blanco - Audio y video

Jesús Peñalver recita el poema «La cita» de Andrés Eloy Blanco

//
1 minuto de lectura

El poema «La cita» de Andrés Eloy Blanco trata acerca de la espera.

Cuando una persona especial que queremos no llega, la espera puede parecer interminable.

En esa espera podemos imaginar y pensar miles de cosas, hacernos miles de preguntas y preocuparnos por lo menos probable.

De una fina sensibilidad expresiva y un dominio absoluto de los elementos lingüísticos es este poema «La cita» de Andrés Eloy Blanco (1897-1955).

Poeta cumanés de gran trayectoria lírica, que quizás, junto a Aquiles Nazoa, es de los muy pocos que son recitados de memoria.

Disfruta de la lectura de este poema por parte del poeta Jesús Peñalver en audio o video, y más abajo también te dejamos las hermosas letras de «La cita».

Video

Audio

La cita

Andres Eloy Blanco

Pinar arriba,
pinar abajo,
la nube, el pinar, el viento,
la tarde y yo te esperamos.

¡Cómo tardas!
tú siempre ofreces tempranos
y siempre pagas con tardes.
Me van a crecer los pinos
esperándote.

La próxima vez,
ya sé a qué atenerme;
te voy a hacer esperar
una hora, sola, sola,
para que sepas entonces
cuántos pinos tiene una hora.

Ya se fastidió la nube;
se está lloviendo por dentro.
Eres mala;
a una nube de agua dulce
volverla de agua salada.

La próxima vez,
esperaré a que llueva a chorros;
ya te contará la nube
cómo esperamos nosotros
y nunca sabrás si el agua que te pasó por los labios
te la lloraron las nubes
o te la llovieron los ojos.

Ya se va el viento, diciendo
malas palabras de monte;
ya verás, cuando tú esperes, esperando y solitaria,
te dirá el viento unas cosas que te pondrán colorada.

Ahora se va la tarde;
se le está poniendo oscura la pena de horizonte;
ya verás, cuando estés sola,
y en un adiós de la tarde te quedes sola en la noche.

Se va el pinar, se está yendo
revuelto el verde hasta un negro
que se hace nube y se encoge
y se agavilla y se expande,
verde, negro, verde, gris
y no se va pino a pino,
sino que se hace una cosa
de pinos que va a dormir.

Y yo ¿qué estoy esperando?
ya me voy, solo. Eres mala;
a una tarde, hacerla noche,
a un pinar, hacerlo nube,
a una nube de agua dulce
hacerla de agua salada,
Ya me voy. ¡Pero aquí estás!
¡La tarde está regresando!
¡mira el viento! ¡se ve el viento!
¡la nube está echando lirios!
mira el pinar, cómo viene,
pino a pino, pino a pino…

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog