Illan Chester y los ingenieros de sonido … / Un cuento de Pedrito López

/
6 minutos de lectura

Un tópico que siempre ha salido en innumerables conversaciones entre músicos es que, a pesar de que existen muchísimas anécdotas, jamás se ha hecho una recopilación escrita. Solo han sido compartidas oralmente, con el riesgo de que se vayan olvidando. En Curadas dejaremos un registro para el disfrute de todos.

Hoy te traemos una nueva anécdota de músicos…

Hoy voy a contar sendas anécdotas en las que los protagonistas fueron dos excelentes amigos ingenieros de sonido que trabajaban en famosos estudios de grabación aquí en Caracas.

El primer cuento fue protagonizado por el fallecido ingeniero Michel Chazet, de grata recordación, quien trabajó durante muchos años en Estudios del Este. En una oportunidad estaba grabando a un grupo de música criolla, y la sesión se había extendido demasiado hasta altas horas de la madrugada.

Michel estaba sumamente cansado porque había estado trabajando desde muy temprano, y no hallaba como hacer para detener la grabación, hasta que se le ocurrió lo siguiente: Desde su puesto en la consola de grabación se comunicó con los músicos y les dijo “amigos, lamento decirles que tenemos que parar la grabación, porque se nos acabó la bombona del eco (¡!) y sin eco no podemos grabar, así que hasta aquí llegamos por esta noche”. Los músicos dijeron “ah bueno, seguiremos mañana pues”…Tremenda coba…

El protagonista de la segunda anécdota es otro gran amigo y extraordinario ingeniero de audio como lo es Julio Anides, quién tuvo por muchos años su propio estudio (Anidesonido) en Los Ruices Sur. Además de su excelencia como ingeniero, Julio siempre ha sido un jodedor “magna cum laude”, y entre sus virtudes jodedorísticas se encuentra el hecho de que Julio perfeccionó facultades de ventrílocuo.

Julio es capaz de estar al lado de uno y sin mover los labios ni hacer esfuerzo alguno llamarlo a uno por su nombre, y la voz que uno escucha se siente literalmente como si alguien te estuviera llamando desde muy leeeeejos, lo que magnifica la ilusión.

Todo el que pasó por su estudio fue víctima de esta broma. Uno de los tantos que cayeron fue Ilan Chester, quién estaba en una oportunidad haciendo unas largas sesiones de grabación allí.

Estando Ilan en la consola codo con codo trabajando en un tema con Julio, este último comenzó a llamarlo con la voz lejana “Ilan…Ilan..Ilan”, y el pobre Ilan respondió “¡Coño!¿quién me está llamando?” a lo que Julio respondió “pana, aquí no estamos sino tú y yo”. Ilan le preguntó “¿pero tú no escuchas nada?” a lo que Julio respondió negativamente.

Pasó un rato y otra vez “Ilan…Ilan.. aquí estoy”, y el pobre Ilan ya estaba bien mosqueado “Julio, coño estoy escuchando a alguien que me llama ¿tú no escuchas nada?” y Julio de nuevo le respondió que no. Otro rato y vuelve la voz “Ilan…Ilan…soy un espíritu, estoy aquí afuera, abre la ventana” y el pobre Ilan ya asustado salió a abrir una ventana que había en la sala de control del estudio, el cual estaba en un tercer piso y afuera lo que se veía es la zona industrial, y entonces Ilan comenzó a gritar desesperado desde allí “¿Quién coño me llama, quién es?”

Por supuesto que nadie le respondió. Julio le dijo “Ilan, cálmate por favor. Vamos a parar un rato la grabación y vayamos a la oficina a tomarnos un café”, lo que efectivamente hicieron. Estando en esa oficina Julio otra vez le dio una dosis “Ilan…Ilan…estoy aquí, contigo, soy un fantasma que vive en este estudio” y ya Ilan estaba al borde de un ataque de nervios, cuando Julio le dijo “¡Ché boludo, soy yo el que te llama!”. Ilan de vaina se murió…

Curadas Pedrito López

Pedrito López empezó desde muy pequeño en la música y no se ha detenido por más de cuatro décadas. Ha desarrollado una dilatada carrera como pianista, orquestador, productor y director. Sus arreglos musicales han sido interpretados por la orquestas nacionales e internacionales y siendo acompañante de decenas de artistas de gran renombre mundial.

Curadas

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Nota Anterior

Las Curadas mañaneras 31 de marzo de 2021

Nota Próxima

Venezuela y Rusia firman de doce acuerdos

Recientes de Blog