Una verdadera lección de lo efímero de la fama… / Un cuento de Pedrito López

/
6 minutos de lectura

Un tópico que siempre ha salido en innumerables conversaciones entre músicos es que, a pesar de que existen muchísimas anécdotas, jamás se ha hecho una recopilación escrita. Solo han sido compartidas oralmente, con el riesgo de que se vayan olvidando. En Curadas dejaremos un registro para el disfrute de todos.

Hoy te traemos una nueva anécdota de músicos…

La siguiente historia me la contó personalmente su protagonista, el gran actor Franklin Virgüez, quién después de relatármela me dijo que este episodio fue una verdadera lección de lo efímero de “la fama”.

Resulta ser que cuando en el año 1993 la novela “Por estas calles” en la que Franklin era un personaje destacado, un sagaz productor musical llamado Manny Delgado se le ocurrió la idea de aprovechar la fama y la exposición mediática de Franklin, y organizó la grabación de un LP de salsa, en el que Franklin sería el cantante solista, acompañado por una orquesta llamada “Guaguancó”.

Hicieron el disco –bastante maloso por cierto- el cual tenía ocho surcos. El tema principal fue una “olvidable joya musical” intitulada “¿Qué es lo que está pa’sopa?” Resulta que el disco “pegó” radialmente, y comenzaron a aparecer “tigres” para Franklin y la orquesta. En esos toques, Franklin y la orquesta solo tenían como repertorio los ocho temas del disco, más nada.

Resulta que los contratan para un espectáculo de calle, organizado por una alcaldía en una localidad de Barlovento, show en el que Franklin abriría el espectáculo, y posteriormente a él se presentaría un famoso salsero puertorriqueño (de cuyo nombre lamento no acordarme).

El caso es que Franklin sale a escena con su orquesta ante una multitud de miles de personas, las cuales lo ovacionaron de principio a fin, coreando todas las canciones del disco. Franklin estaba en éxtasis, al lograr que una multitud así respondiera a su actuación. Termina la octava canción, y chan chan, Franklin y su orquesta se bajan del escenario.

En la parte de atrás del escenario ataja a Franklin el alcalde del pueblo que le dice: “¡Franklin, hermano, me tienes que salvar la vida!” a lo que este le respondió “¿qué pasa hermanito? El alcalde le responde “Pana, tienes que volverte a montar en la tarima, porque el artista puertorriqueño no puede actuar porque está totalmente rascado (y le mostró a Franklin que el tipo estaba literalmente desmayado en una silla). Hermano, por favor, vuelve a montarte”. Franklin le responde “pero broder, yo no tengo más repertorio, solo tenemos los ocho temas que ya tocamos”.

El alcalde insistió “hermano, te pago el doble, pero por lo menos cántate unas tres o cuatro temas mientras yo trato de revivir al tipo este”. Mientras tanto el público clamaba por el puertorriqueño. Franklin decidió aceptar y les dijo a los músicos de su orquesta “Muchachos, vamos a montarnos de nuevo, repetimos unas 3 o cuatro canciones y nos vamos. Nos van a pagar el doble”.

Se montan los músicos y sale Franklin a escena. Las miles de personas que minutos antes lo ovacionaban a rabiar, se convirtieron en una muchedumbre rabiosa, que comenzó por pitarlo, pasando a arrojarles latas, botellas, y posteriormente piedras.

En un momento Franklin paró la actuación y le preguntó al público “Pero bueno amigos, ¿qué es lo que está pa’sopa, porqué me tratan ahora de esta manera? a lo que alguien del público le gritó a voz en cuello “¡Franklin, tú no cantas ni la zona!” a lo que la muchedumbre arrancó belicosa con intenciones de linchar a Franklin y los músicos, quienes literalmente tuvieron que arrancar a correr cargando cada uno sus instrumentos, y después de correr un buen trecho fueron salvados por la policía a las afueras del pueblo de no morir a manos de la turba enardecida. Para que vean que la salsa puede llegar a ser mortal…

Curadas Pedrito López

Pedrito López empezó desde muy pequeño en la música y no se ha detenido por más de cuatro décadas. Ha desarrollado una dilatada carrera como pianista, orquestador, productor y director. Sus arreglos musicales han sido interpretados por la orquestas nacionales e internacionales y siendo acompañante de decenas de artistas de gran renombre mundial.

Curadas

1 Comment

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog