Combinar suplementos y medicamentos podrían tener efectos peligrosos

Combinar suplementos y medicamentos podrían tener efectos peligrosos

/
3 minutos de lectura

Cuando toma medicamentos recetados o de venta sin receta, ¿incluye usted también vitaminas, minerales u otros suplementos alimenticios? ¿Ha considerado la posibilidad de que haya algún peligro al mezclar los medicamentos y los suplementos alimenticios?

suplementos

Podría haberlo, advierte Robert Mozersky, una oficial médico de la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés). “Algunos suplementos alimenticios pueden intensificar el efecto de su medicación, en tanto que otros pueden debilitarlo”, señala.

Ciertos suplementos alimenticios pueden aumentar o disminuir la absorción, metabolización o excreción de un medicamento; y por ende, alterar su potencia. “Puede que esté recibiendo demasiado o muy poco de un medicamento que necesita”, advierte Mozersky; en consecuencia, combinar suplementos y medicamentos podría tener efectos peligrosos y hasta mortales.

Por ejemplo, los medicamentos para el VIH/SIDA, las cardiopatías o la depresión; los tratamientos para los trasplantes de órganos y las píldoras anticonceptivas, son menos eficaces cuando se toman en combinación con la hierba de San Juan; un suplemento herbolario; dependiendo del medicamento que se trate, los resultados pueden ser graves.

Además, la warfarina (un anticoagulante de prescripción médica), el ginkgo biloba (un suplemento herbolario), la aspirina y la vitamina E (otro suplemento) pueden, cada uno de ellos, adelgazar la sangre. Tomar cualquiera de estos productos juntos puede aumentar las posibilidades de sufrir hemorragia interna o un derrame cerebral.

Los suplementos alimenticios son de uso muy difundido e incluyen vitaminas, minerales y otras sustancias menos conocidas, tales como hierbas, compuestos botánicos, aminoácidos y enzimas.

La Encuesta Nacional de Examen de Salud y Nutrición 2005-2008 de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, determinó que el 34% de los participantes -en representación de unos 72 millones de personas en los Estados Unidos- estaba tomando algún tipo de suplemento alimenticio junto con un medicamento recetado

Aunque mucha gente los toma para asegurar una ingesta adecuada de nutrientes esenciales, los suplementos alimenticios no deben usarse como sustituto de la variedad de alimentos que constituyen una dieta sana.

Además, los consumidores quizás crean que un producto dizque “natural”, tal como un suplemento herbolario o el aceite de pescado, no puede hacerles daño. Mozersky discrepa. “Natural no siempre significa seguro”, aclara. Por ejemplo, muchos productos para adelgazar alegan ser “totalmente naturales” o “herbolarios”; pero sus ingredientes pueden interactuar con los medicamentos o ser peligrosos para las personas con ciertas enfermedades.

Los niños, en particular, pueden resultar perjudicados al tomar medicamentos y suplementos juntos. “Los padres deben saber que el metabolismo de sus hijos es tan único, que a diferentes edades metabolizan las sustancias a diferentes ritmos. Por lo tanto, ingerir suplementos alimenticios junto con otras medicinas hace de los efectos adversos una posibilidad real”, señala Mozersky.

Los niños, en particular, pueden resultar perjudicados al tomar medicamentos y suplementos juntos. “Los padres deben saber que el metabolismo de sus hijos es tan único, que a diferentes edades metabolizan las sustancias a diferentes ritmos. Por lo tanto, ingerir suplementos alimenticios junto con otras medicinas hace de los efectos adversos una posibilidad real”, señala Mozersky

Si está planeando una cirugía, sepa que algunos suplementos alimenticios pueden interactuar de manera nociva con los medicamentos que necesitará tomar antes, después o durante dicha cirugía.

Su profesional de la salud puede pedirle que deje de tomar suplementos alimenticios dos o tres semanas antes de la intervención; para evitar alteraciones peligrosas de la frecuencia cardíaca y la presión arterial, así como el riesgo de sangrado.

Y si está embarazada o amamantando, usted debe consultar con su profesional de la salud sobre cualquier suplemento alimenticio.

¿Cuál es la función de la FDA?

Aunque la FDA está a cargo de supervisar la industria de los suplementos alimenticios, los responsables de asegurarse de que sus productos sean seguros antes de comercializarse son los fabricantes y los distribuidores.

Los fabricantes tienen que producir suplementos alimenticios que cumplan con las normas mínimas de calidad; que no contengan contaminantes ni impurezas, y que estén correctamente etiquetados.

La FDA no evalúa la eficacia de los suplementos; pero sí lo hace para los medicamentos de venta con o sin receta, antes de que salgan al mercado.

Si el suplemento alimenticio contiene un nuevo ingrediente comestible, el fabricante debe someter los datos de la seguridad de dicho ingrediente a evaluación de la FDA, pero no así su eficacia.

Te recomendamos leer: La salud: condición que todos necesitamos para poder disfrutar de la vida

Continúa leyendo en FDA

CURADAS |Tu compañía en información

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog