Serenata Guayanesa

Serenata Guayanesa: Hecho en Venezuela

/
7 minutos de lectura

Serenata Guayanesa cuenta con medio siglo como una de nuestras más conspicuas manifestaciones culturales, con un amplísimo trabajo que enriquece el acervo del país.

Serenata Guayanesa aglutina las raíces musicales de Venezuela y las expone como nadie.

Como agrupación vocal e instrumental ostenta una exitosa carrera de cincuenta años.

Se fundó en agosto de 1971 en Ciudad Bolívar.

La gobernación del Estado Bolívar patrocinó su primer disco, homónimo.

Fue presentado en el marco de la Feria de la Zapoara.

Cabe destacar que hasta el momento en que se bautizó la producción el cuarteto no tenía nombre aún.

Serenata Guayanesa: El grupo nació «enmantillado»

En aquel entonces quién diría que estaba naciendo uno de los conjuntos que mejor identifica el folklore venezolano.

La música propia de su entidad es el pilar fundamental del repertorio.

Fundaron Serenata Guayanesa los hermanos Iván y César Pérez Rossi, barítono y cuatrista el primero, bajo y percusionista el segundo.

Junto a ellos el tenor Hernán Gamboa, también ejecutante del cuatro, y el contratenor y percusionista Mauricio Castro.

Los identificaba como logotipo un petroglifo.

Luego de esa primera placa independiente, que contó con mandolinas, violín y hasta acordeón.

Los noveles artistas se hicieron sentir en el ámbito cultural.

En 1972 son acogidos por el sello Palacio de la Música, con el respaldo de la firma inglesa Decca-London.

Entre ese año y 1979 se editaron seis volúmenes, destacando una producción de «Aguinaldos populares venezolanos» (1978).

De este período destacan temas como «El sapo», «Casta paloma», «Calipso del Callao» y «Fiesta e Elorza».

Serenata Guayanesa: Sus majestades, los niños

Piezas de gran repercusión, sobre todo por las fechas navideñas, las constituyeron «Corre caballito» y «El furruquero».

Serenata Guayanesa ya brillaba en todo su esplendor, ofreciendo conciertos y difundiéndose a través de la radio y la televisión.

En 1982 graban el LP «Cantemos para los niños» de gran repercusión no solo en el público infantil sino también adulto.

Tuvieron un impacto arrollador canciones como «La pulga y el piojo».

Asimismo, los poemas musicalizados «Este niño don Simón» y «A la una».

Las letras correspondían a Manuel Felipe Rugeles y Aquiles Nazoa, respectivamente.

Luego, en 1983 sale al mercado «Bolívar en un canto», presentado en dos LPs.

Presentaba fragmentos de discursos de El Libertador, contando con la voz del recordado actor Gustavo Rodríguez.

En ese momento, Hernán Gamboa, quien había ya grabado por su cuenta, abandona el grupo.

Se dedica por completo a su nueva incursión como solista. Gamboa falleció en 2016.

Lo sustituyó el tenor Miguel Ángel Bosch, también cuatrista y guitarrista.

Disco tras disco, éxito tras éxito

Llegarían un segundo disco dedicado a los niños y en 1984 la producción decembrina «Viena la parranda».

Esta obra contó con la colaboración de Gualberto Ibarreto.

Celebrando su decimoquinto aniversario Serenata Guayanesa publica «Caribe abajo», con una selección de piezas latinoamericanas.

El disco «Si la tierra tierra fuera», de 1991, incluye un pasodoble,»Caracas mi ciudad», ratificando la versatilidad de la agrupación.

«Una amistad de 25 años», LP grabado en vivo en el Teatro Teresa Carreño, en 1996, sería el último para Sonográfica.

En el recital se contó con la participación de María Teresa Chacín y Francisco Pacheco.

Igualmente, intervinieron los gaiteros Ricardo Cepeda y Abdenago «Neguito» Borjas.

En el siglo XXI, de forma independiente o con firmas como Comusa y Latin World, Serenata Guayanesa reedita varias de sus obras, alternándolas con material inédito.

«Serenata con gurrufío» (2001), «Serenata para las madres» (2002), «El ferrocarril» (2005), «Bolívar todo tropical» (2006) y «Diciembre florido», del mismo año, son los títulos de algunas de sus grabaciones.

Asimismo, publican recopilatorios aniversarios de enorme auge en el auditorio. «Grandes éxitos», de 2015, es una muestra de ello.

Carrera amplia y descollante

Serenata Guayanesa también ha colaborado con artistas de la talla de Simón Díaz, C4 Trío, Cheo Hurtado, Cecilia Todd, Alberto Naranjo y el Trabuco Venezolano y El Cuarteto, entre otros.

Su estilo no solo se circunscribe a la música guayanesa.

Guasas, valses, bambucos, danzas, gaitas, merengues, ritmos tuyeros, fulìas y galerones son interpretados con maestría.

En el rol de embajador musical de Venezuela Serenata Guayanesa se ha presentado en diversos países:  Alemania, Argentina, Austria, Chile, Colombia, España, Estados Unidos, Francia, Inglaterra, Jamaica, México, Portugal y Puerto Rico han contado con su presencia.

Sus miembros pueden contar con orgullo y espiritualidad que el propio papa Juan Pablo II los bendijo en uno de sus viajes a nuestra nación.

Serenata Guayanesa es uno de los cultores por antonomasia de la música típica y la admiración que ha despertado en varias generaciones es notable.

Por eso en el 2011 fue declarada oficialmente Patrimonio Cultural del país, digna exponente de lo «Hecho en Venezuela».

Tomado de Wikipedia, Telesur.

También puede interesarte: Simón Díaz: siempre nos acordaremos de ti.

1 Comment

  1. Ese grupo esta compuesto por puros comunistas al igual que todos esos artistas que allí aparecen se la pasan viajando al imperio pero le cantan y tocan al régimen terrorista de Maduro y Diodado .

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog