Déjà vu

Déjà vu: Un fenómeno cerebral que provoca una sorprendente sensación

/
4 minutos de lectura

Déjà vu es una extraña sensación de la mente.

Ocurre cuando una situación, vivencia o incidencia te resulta familiar.

Tienes la impresión de que lo que ocurre en determinado momento ya había pasado antes.

Identificas el mismo lugar, las mismas palabras.

Algunos conceptúan el déjà vu como una premonición.

La expresión proviene del francés y significa «ya visto».

Déjà vu: Seis de cada diez

Seis de cada diez personas lo han experimentado después de los ocho años de edad.

Es más frecuenta alrededor de los veinte años.

Por ello se le relaciona con el desarrollo del cerebro.

Es característico que aunque sintamos que ya vivimos la escena, no conocemos cuándo ocurrió originlamente.

Para explicarlo existen diversas hipótesis.

Déjà vu: Explicaciones

Unos dicen que al estar en una situación enfocamos un solo aspecto y el resto se desvanece.

Cuando volvemos al estado normal nos parece ver todo por primera vez.

Sin embargo, surge un «conflicto» porque consideramos ya haberlo vivido.

Otros con basamento científico alegan que el recuerdo se forma primero en la memoria de corto plazo.

Si es significativo se transfiere a la memoria de largo plazo.

Mas, por un fenómeno neurológico el recuerdo se aloja directamente en la memoria de largo plazo.

Nos parece, entonces, que lo sucedido en el momento se remonta a un tiempo pretérito.

Una tercera explicación se refiere a la percepción y la conciencia.

No somos conscientes de todo lo que percibimos.

La región occipital del cerebro procesa imágenes y las hace conscientes.

Pero primero la información pasa por otras áreas.

Áreas cerebrales involucradas

Hablamos de la amígdala cerebral y el téctum.

Ellas trabajan con las emociones y el reflejo de los ojos, entre otras funciones.

Es posible, entonces, que la información visual arribe al cerebro sin que seamos conscientes.

Y es que es factible reaccionar a estímulos sin ser conscientes.

Algún cambio químico influye para que la señal recibida arribe más tarde, pasando por muchas zonas del cerebro menos por la corteza.

Queda en la memoria y luego, fuera de sincronía, llega a la conciencia.

Se tiene la sensación de que ya había pasado porque había acontecido una fracción de segundo antes.

Solo que no había llegado a la conciencia.

Experiencias similares

Además del déjà vu se puede registrar el «jamais vu» o «jamás visto»: creer que se está en una situación que jamás se ha vivido aun cuando ya pasó.

Asimismo, tenemos el «presque vu», «casi visto», que es cuando consideramos saber algo pero al intentar decirlo se olvida.

«En la punta de la lengua», es la expresión que se usa para ello.

Así que cuando tengas un déjà vu puedes asociarlo a una triquiñuela de los procesos cerebrales. No te inquietes en demasía.

Tomado de CuriosaMente, El Confidencial.

También puede interesarte: Nuestro cerebro también tiene huella digital.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog