Próximo “vuelo de repatriación” activa “cacería” contra migrantes venezolanos en Curazao

///
5 minutos de lectura

La fundación Human Rights Defense Curaçao (HRDC) denunció que ante la cercanía del próximo “vuelo de repatriación”, a realizarse el sábado 30 de octubre, las autoridades de Curazao han desatado una “cacería” contra los venezolanos indocumentados en la isla.

“Parece que el nuevo gobierno de Curazao continúa con el mismo enfoque de los últimos años, en el que predominan la crueldad y la intolerancia. Por ejemplo, el próximo ‘vuelo de repatriación’ (léase vuelo de deportación) está programado para el 30 de octubre. Esa es probablemente la razón por la que en los últimos días están siendo nuevamente cazados los ‘indocumentados’”, señala la ONG a través de un comunicado publicado el domingo 24 de octubre, reseñado por el portal Crónicas del Caribe.

La ONG apunta que el “infame” centro de reclusión donde mantienen a los extranjeros “está lleno de nuevo”, a la espera del “vuelo de repatriación”.

La declaración de HRDC responde al último informe publicado por Amnistía Internacional (AI), titulado “Sin seguridad todavía: Niegan protección a personas venezolanas en Curazao”. La investigación concluye que “las autoridades de Curazao han violado los derechos de las personas venezolanas que necesitan protección en diferentes eslabones de la cadena de inmigración”.

Lea también: Luisa Ortega Díaz solicitó asilo político en España

En sintonía con la posición de AI, la agrupación curazoleña advierte: “Como ONG local, Human Rights Defense Curaçao ha estado abogando durante casi dos años por una mejora en la situación de los venezolanos que se han visto obligados a dejar a sus familiares y amigos, su hogar y su país para construir una existencia segura y digna en otro lugar. Sin embargo, todavía no existe una política transparente para un trato digno de las personas de nuestro país vecino”.

“El hecho de que se sugiera que Curazao es simplemente demasiado pequeño y que (a diferencia de Aruba y los Países Bajos) no es parte de la Convención sobre Refugiados, no exime al gobierno de Curazao de la obligación de proporcionar a las personas que huyen a nuestras islas un estándar mínimo de trato humanitario y respetuoso”, sostiene HRDC.

La ONG recuerda que como parte de la comunidad internacional y del Reino de los Países Bajos, Willemstad “debe responder ante Naciones Unidas (ONU) cuando sea su turno de informar sobre el estado de los derechos humanos aquí”.

Tras destacar que La Haya también debe asumir su cuota de responsabilidad en este caso, HRDC subraya que “es necesaria una cooperación rápida y decisiva dentro del Reino para llegar a una política transparente y responsable para la protección de los refugiados y los migrantes en crisis”.

“Ya es hora de dejar de lado el enfoque represivo. Las personas que ya residen aquí, y que a menudo sobreviven en condiciones dramáticas, deben tener una oportunidad justa, como en otros países de nuestra región, de poder residir legalmente y contribuir al desarrollo del país”, enfatiza la organización defensora de DD.HH.

Para finalizar, HRDC exige que el plan de Integración Responsable que lleva adelante el gobierno de Curazao en esos momentos, “haga justicia a todos los solicitantes independientemente de su género, color y clase social”.

Con información de Crónicas del Caribe

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog