Colina

Colina: Nutriente que requiere el hombre para un cerebro e hígado sanos

/
3 minutos de lectura

Aunque la colina tiene poca incidencia en nuestros temas frecuentes, juega como elemento prioritario en varias funciones del cuerpo humano. Vamos a conocerla un poco más.

La colina preserva nuestra salud.

¿Habías oído hablar de ella?

La colina es una sustancia esencial para el organismo.

Es un nutriente relacionado con la familia de las vitamina B.

Colina: Elemento esencial

Influye en el sistema nervioso, en el mantenimiento del cerebro sano y en la formación de neurotransmisores, específicamente, acetilcolina..

Evita el hígado graso, la ateroesclerosis y daños neurológicos.

Se encuentra abundantemente en productos de origen animal como los lácteos, los huevos y la carne.

Además, y esto va dirigido a los veganos, en las nueces de soja tostada, brócoli, champiñones y maní, entre otros alimentos.

Una cifra idónea de consumo de colina se sitúa en 500 miligramos por día para los hombres y 425 mg para las mujeres.

Además de acetilcolina, la colina forma fosfolípidos que integran la estructura de las células.

Colina: El cuerpo la demanda

También ayuda a transportar el colesterol en la sangre.

Estudios demuestran que dietas privadas de colina conducen a 77 % de los hombres y 80 % de las mujeres a disfunciones orgánicas.

Entre las anomalías se hallan desarrollar hígado graso y dolencias musculares.

A largo plazo también su deficiencia de colina perjudica al cerebro.

Esto por su papel, como dijimos, en los neurotransmisores que controlan nuestros pensamientos, comportamiento y movimientos.

La acetilcolina que forma la colina es fundamental para la memoria y el aprendizaje.

También resulta básica para la capacidad de razonamiento.

Además, para las contracciones musculares.

Colina y aceticolina

La dotación de acetilcolina a través de la colina es importante para la creación de nuevas conexiones en neuronas.

Asimismo, la colina ayudar a formar la esfingomielina que integra la mielina del cerebro.

Por otra parte, investigaciones en mujeres embarazadas demostraron que aquellas féminas con pocos niveles de colina pueden desarrollar defectos del tubo neural en el feto.

El tubo neural es la estructura que se transformará en el sistema nervioso central del embrión.

Por ello, la suplementación con colina durante la preñez puede tener efectos beneficiosos al generar cambios estructurales en el cerebro del bebé.

Particularmente, en el hipocampo, región referida a la memoria.

Y es que la colina es una sustancia central en el desarrollo del cerebro durante todas las etapas de la vida.

El hígado se manifiesta

En cuanto a la materia hepática es, igualmente, fundamental.

Como sabemos, el hígado tiene como función más importante la extracción de energía de lo que consumimos.

Si se come mal a lo largo de la vida se producirá lo que se denomina hígado graso.

Al acumular grasa el hígado no funciona a la velocidad correcta, acumulándose toxinas y desarrollando enfermedades.

La colina repara el hígado graso.

Actúa movilizando, corroboramos, el colesterol y los triglicéridos desde el hígado para eliminarlos.

Combate, entonces, los factores que evitan la transformación de grasa en energía, con incidencia no solo en el hígado sino en todo el cuerpo.

También ayuda a eliminar los estrógenos y el cortisol, que es una hormona del estrés.

La metilación

Otra de sus roles preponderantes se registra en el proceso llamado metilación, el cual contribuye a eliminar el estrógeno excesivo y a evitar que se repliquen partes dañadas del ADN.

Por ejemplo, la irregularidad en la metilación aumenta el riesgo de cáncer.

Por eso la colina debe estar presente en nuestra nutrición.

Hay que comer la cantidad suficiente a través de una dieta balanceada, que reduzca al máximo el compuesto orgánico trimetilamina pues aumenta las afecciones cardiovasculares.

Ello deriva de la ingestión al máximo de proteína animal. Con probióticos se reduce ese riesgo.

¿Qué pasa con los veganos?

«Creo que si la gente está haciendo más dietas a base de plantas, sobre todo si son mujeres en edad fértil, deberían tomar suplementos».

Eso afirmación sobre hábitos veganos corresponde a la nutricionista Emmy Derbyshire, en declaraciones para la revista BMJ de la Asociación Médica Británica.

Por su parte, consciente de la necesidad de la colina, Bahee Van der Bor, vocera de la Asociación Dietética Británica, habla de un plan nutricional.

«Así como pasa con el hierro o el calcio, la gente que sigue una alimentación basada en plantas debe asegurarse de tener una buena ingesta de colina en sus dietas».

Por supuesto, junto con la colina deben prevalecer otros nutrientes como hierro, zinc, calcio y vitamina B12.

Entonces, el consejo general es propiciar la colina en la alimentación, estar atento a su cuota diaria.

El hígado, el sistema neuronal, la memoria, la contracción muscular y las arterias agradecerán su presencia.

La conservación de una buena salud para el organismo humano será la mejor consecuencia.

Tomado de Dr. La Rosa, BBC News Mundo, Wikipedia.

También te puede interesar: Estudio revela la clave para tener un cerebro sano.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog