Tiroides

Afecciones de la tiroides: Conozca la glándula y sus tratamientos

//
4 minutos de lectura

Ejerciendo una actividad reguladora, la tiroides tiene un importante campo de influencia en el cuerpo. Por ello, en el área de la salud, debemos conocer sus generalidades.

Afecciones de la tiroides. Es básico hacer del conocimiento popular sus principales trastornos.

Productora de la hormona tiroidea, la tiroides controla muchas de las actividades del cuerpo.

Entre las funciones en las cuales influye se encuentran la velocidad con la cual el organismo quema las calorías y la rapidez de los latidos del corazón.

Cuando la tiroides presenta problemas se produce poca o demasiada hormona.

Afecciones de la tiroides: Más mujeres que hombres

Dependiendo de esa cantidad, la persona se va a sentir activa o cansada, puede subir o bajar de peso.

Las mujeres, sobre todo después de un embarazo o en la menopausia, son más propensas a desarrollar enfermades de la tiroides.

Una de cada ocho mujeres desarrolla alteraciones en la tiroides.

Es una glándula pequeña que se encuentra en la base del cuello, en la nuez de Adán. Tiene forma de mariposa.

Es responsable de que la tiroidea llegue a través del torrente sanguíneo a todas las partes del organismo, controlando el metabolismo de muchas maneras.

Afecciones de la tiroides: Efectos en el ciclo menstrual

La tiroides ayuda al ajuste del ciclo menstrual haciendo, según la proporción de tiroidea, que los períodos respectivos sean muy escasos, prolongados o irregulares.

Inclusive, que el período menstrual se ausente durante meses.

También incide en la ovulación, dificultando la preñez. Y durante el embarazo puede provocar anomalías en la salud tanto de la madre como del bebé.

Las enfermedades de la tiroides contemplan hipotiroidismo, hipertiroidismo, tiroiditis, bocio, nódulos tiroideos y cáncer.

Vamos a revisarlos uno a uno.

Afecciones de la tiroides: Hipotiroidismo

En primer lugar hablaremos del hipotiroidismo.

Se registra cuando la glándula no produce suficientes hormonas tiroideas, ralentizando el metabolismo, principalmente.

En Estados Unidos su causa más común es la denominada enfermedad de Hashimoto, cuando el sistema inmunitario ataca por error a la tiroides y esta no genera las hormonas suficientes.

¿Sus síntomas? El agotamiento, la debilidad muscular, el aumento de peso, el ritmo cardíaco lento, la piel pálida y seca, y la depresión

El hipotiroidismo se trata con fármacos que aportan al cuerpo la hormona requerida.

Estos medicamentos son presentaciones artificiales de la tiroidea.

Afecciones de la tiroides

Hipertiroidismo

Por su parte, el hipertiroidismo – tiroides hiperactiva – provoca que la glándula genere más tiroidea que la necesaria al cuerpo, acelerando las funciones orgánicas sobre las que actúa.

La enfermedad de Graves es su causa más común.

La manifestación de sus principales síntomas es lenta.

Estos son:

  • Pérdida de peso
  • Taquicardia
  • Ansiedad
  • Temblores en las manos
  • Sensación de calor
  • Menos períodos menstruales
  • Diarrea

Asimismo, puede aumentar el riesgo de osteoporosis.

El hipertiroidismo se trata, mencionando las más importantes opciones, con medicamentos antitiroideos.

Estos fármacos inhiben la producción hormonal. Igualmente, betabloqueadores, que anulan los efectos de la tiroidea.

Además, se prescribe yodo radiactivo para matar las células tiroideas, y cirugía, con la finalidad de extirpar gran parte o la totalidad de la glándula.

Tiroiditis

También encontramos la tiroiditis: la inflamación de la tiroides.

Tiene su origen cuando el sistema inmunitario crea anticuerpos que atacan a la tiroides.

La diabetes tipo 1, la artritis reumatoide, factores genéticos, infecciones virales y cierto tipo de medicamentos pueden causarla.

Cuando la inflamación ocurre después del alumbramiento se denomina tiroiditis postparto, anomalía que afecta al 10 % de las mujeres.

Por lo general se divide en dos fases: una que aparece de 1 a 4 meses después de que la mujer da a luz, y otra entre 4 y 8 meses luego del parto.

La cura correspondiente puede incluir fármacos para disminuir el ritmo cardíaco.

Bocio

Continuando con los trastornos de la tiroides tenemos el bocio.

El bocio no es otra cosa que el aumento del tamaño de la glándula.

Se presenta como una inflamación en el cuello, causando dificultad para tragar o respirar.

Puede aparecer y desaparecer en un breve lapso sin tratamiento. O puede ser síntoma de otra enfermedad de la tiroides, como la tiroiditis.

El bocio se verifica más en las mujeres que en los hombres, sobre todo en aquellas que son premenopáusicas.

Abordarlo clínicamente implica el uso de fármacos hasta lograr que la tiroides se encoja. Igualmente, es factible recurrir a la cirugía.

Afecciones de la tiroides

Nódulos tiroideos

Cuando se inflama un área de la glándula nos estamos refiriendo a los nódulos tiroideos. Los nódulos pueden ser de constitución sólida o contener líquidos o sangre.

Afectan cuatro veces más a mujeres que a hombres.

Pueden desencadenar hipertiroidismo. A veces, al crecer demasiado, ocasionan dificultades para tragar o respirar.

El tratamiento médico de los nódulos tiroideos demanda exámenes físicos, análisis de sangre y ultrasonidos.

Asimismo, el empleo de yodo radiactivo y procedimientos quirúrgicos en el caso de que haya que extirpar un nódulo cancerígeno.

Cáncer de tiroides

Por último hallamos el cáncer de tiroides que surge cuando células cancerígenas se forman en los tejidos de la glándula.

En esta patología el número de mujeres triplica al de los hombres.

Las cifras sobre casos femeninos aumentan en edades comprendidas entre los 15 y los 65 años. En ello inciden los antecedentes familiares y el sometimiento a radiación en pacientes oncológicos.

En casos de cáncer en tiroides el recurso más frecuente es la cirugía. Si el tumor es pequeño y no ha hecho metástasis puede haber curación.

El galeno aplicará luego de la extirpación correspondiente terapia con yodo radiactivo, entre otras alternativas.

Detectar las enfermedades de la tiroides es complicado pues los síntomas se confunden con otros problemas de salud.

El especialista indagará en los antecedentes familiares del paciente, solicitará un examen físico y de sangre, y controlará el cuello.

Ante cualquier sospecha de alteración en la tiroides lo recomendable es acudir al médico.

Afecciones de la tiroides

Tomado de OASH, Wikipedia, Mayo Clinic.

También puede interesarte: Nódulo tiroideo: conoce cómo detectarlo y tratarlo de forma rápida.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog