Fibrilación auricular

Fibrilación auricular: Descubra detalles de esta anomalía cardíaca

//
3 minutos de lectura

Tal arritmia provoca desde trombos e insuficiencia del corazón hasta la muerte. Afectando a gran parte de la población mundial, amerita del debido tratamiento médico.

Fibrilación auricular. Se trata de la arritmia cardíaca más frecuente.

La explicación la ofrece el médico español Fernando Fernández Bueno, conocido popularmente como Doctor Bueno.

En su programa «Medicina Clara», a través de Youtube, el galeno aclara, en primer término, lo que es una arritmia.

«El corazón no late como lo hace habitualmente. El latido normal corresponde, por un lado, a la aurícula, la parte superior del corazón; y otro latido al ventrículo, la parte inferior», enseña el facultativo.

«En una arritmia el corazón late de forma irregular, desorganizada. Concretamente, la fibrilación auricular nos va a producir diferentes molestias».

Fibrilación auricular: Hay que tomarla en serio

Surgen, entonces, problemas como trombos, insuficiencia cardíaca y hasta la muerte del paciente, si no se observa el tratamiento cardíaco adecuado, señala el profesional de la salud.

El titulado, quien egresó de la madrileña Universidad Rey Juan Carlos, refiere que es considerable la frecuencia con la cual se registra la fibrilación auricular, aumentando la proporción en pacientes por encima de los 80 años de edad.

Afirma que la sufren tanto hombres como mujeres.

«Se prevé que con el envejecimiento progresivo de las personas haya muchísimos más afectados. Inclusive, que se multiplique la cantidad por 5», manifiesta el Doctor Bueno.

Fibrilación auricular: Anomalía muy frecuente

«La fibrilación auricular es una de las principales causas de morbimortalidad a nivel cardiocirculatorio».

«Aumenta el riesgo de muerte, aumenta el ritmo de insuficiencia cardíaca congestiva y el de fenómenos embólicos», expresa.

«Esto quiere decir que al no latir correctamente la aurícula la sangre se queda coagulada en su parte superior, con lo cual cuando se forma un trombo tenemos un coágulo de sangre».

«Esa sangre se va a desprender, va a caer en los ventrículos y los ventrículos la van a lanzar a través de las arterias», indica el especialista clínico.

Fibrilación auricular: Trombos y embolias

El Doctor Bueno señala que los fenómenos trombóticos y embólicos se van a producir fundamentalmente a nivel de las arterias de la cabeza, del sistema cerebrovascular.

Esto, de acuerdo con el expositor, acarrea un ictus o infarto cerebral.

La fibrilación auricular puede aparecer también en personas jóvenes, puede ser de forma crónica aguda o paroxística, puede presentarse durante algunos meses y luego desaparecer.

«Puede surgir, inclusive, en pacientes que van a ser intervenidor quirúrgicamente, por estrés»,

Afirma el Doctor Bueno que la fibrilación auricular incide más en individuos con hipertensión arterial.

«En aquellas personas con enfermedades coronarias, con estenosis mitral, es decir, que las las válvulas cardíacas están mucho más cerradas. También en quienes registran problemas con la musculatura del corazón», acota.

La fibrilación auricular se vincula, asimismo, con enfermedades pulmonares, con el consumo de alcohol, el hipertiroidismo y el envenenamiento por monóxido de carbono.

«Aquellos pacientes que tengan familiares con fibrilación auricular, hasta el 30 % de ellos van a manifestarla».

¿Tiene manifestaciones?

¿Qué es lo que se nota en los enfermos?

El Doctor Buenos responde que se declara una palpitación, que el corazón marcha más rápido. Igualmente, ahogo.

«Sin embargo, en la mayoría de los casos los pacientes no perciben nada. Es un hallazgo casual que detectan los médicos cuando realizan un electrocardiograma».

«La observamos muchas veces en pacientes que se van a hacer un preoperatorio, por ejemplo, antes de una intervención de la vesícula biliar o por causa de una una hernia».

Tratamientos a seguir

Hay diferentes tratamientos los cuales determinará el cardiólogo.

«Dependiendo del tiempo que se lleva con la fibrilación auricular, si se ha detectado con prontitud, si es con respuesta rápida o lenta, si somos jóvenes o mayores, el tratamiento va a variar», enuncia Fernández Bueno.

«Puede ser desde una cardioversión – que nos den un chispazo al corazón – para intentar devolver la alteración a un ritmo normal; pueden prescribir al paciente fármacos antiarrítmicos; o proceder a anticoagular o antiagregar».

En esto último se pretende que la sangre sea mucho más líquida para evitar los fenómenos embólicos o de coagulación que se producen en la aurícula, evitando así un infarto cerebral.

Hay casos en los que se requiere de una ablación cardíaca, un procedimiento que cicatriza el tejido del corazón y bloquea las señales eléctricas irregulares a fin de restablecer el ritmo cardíaco normal.

Finalmente, el Doctor Bueno aconseja acudir al especialista médico del corazón quien precisará los pasos a seguir, en este caso, para abordar debidamente la fibrilación auricular.

Tomado de Medicina Clara, Cardio Alianza, Mayo Clinic.

También puede interesarte: Un estudio revela que lavarse los dientes puede proteger al corazón.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog