Electricidad

¿Qué es la electricidad? Aprenda cómo se produce

//
4 minutos de lectura

La electricidad, basada en el flujo de electrones entre átomos, es un fenómeno natural que fascina al hombre a través del tiempo, rodeándolo en su cotidianidad. La electricidad hasta es capaz de mover al organismo.

¿Qué es la electricidad?

Se usa en los bombillos, en los aparatos electrodomésticos como la televisión y la radio y en el teléfono celular, por citar algunos pocos de los muchos ejemplos que hay.

Pero también la hay, sorpresa mayúscula para algunos, en los músculos y en el corazón, que se mueven gracias a impulsos eléctricos

Si no fuera por le energía eléctrica las personas no podrían tener pensamientos.

Desde la prehistoria el hombre vio la electricidad en los rayos. Y oyendo los truenos se atribuyó su poder a los dioses.

Veamos lo que realmente es la electricidad.

¿Qué es la electricidad? Chispazos de la historia

El filósofo griego Tales de Mileto, unos cinco siglos antes de Cristo, notó que si frotaba con lana un trozo de ámbar este podía atraer mágicamente pedacitos de hojas secas.

En griego ámbar se dice «elektron» y por eso hoy llamamos «electricidad» a este fenómeno.

Tenemos electricidad estática y electricidad en movimiento.

Aunque son dos formas de lo mismo: el flujo de electrones entre átomos.

¿Y cómo funciona?

El médico y físico italiano Luigi Galvani, del siglo XVIII, al tocar con su bisturí unas ancas de rana que colgaban de un gancho de bronce percibió que tales extremidades se movían.

¿Sería que los seres vivos producían electricidad?

A lo mejor, se pensó, eso hacían los nervios que se estimaba transportaban algún fluido.

Un paisano de Galvani, el químico Alessandro Volta, no estaba muy convencido.

De su discusión surgió la invención de la pila voltaica: la primera fuente artificial de corriente eléctrica.

Mientras, Galvani como el descubridor de la función de los nervios como conductores de las señales eléctricas.

¿Qué es la electricidad?

¿Qué es la electricidad? Hombres con ideas como luces

Ya desde antes, el patriota y científico estadounidense Benjamin Franklin difundió la idea de que la electricidad era una especie de fluido.

Un «fuego» que se movía de un lugar al que llamó polo positivo a otro que bautizó como polo negativo.

Aunque se sigue usando la convención de Franklin, en la actualidad se sabe que los electrones se mueven exactamente en sentido opuesto.

¿Qué es la electricidad?

Vamos a explicarlo.

Toda la materia está hecha de átomos.

En el modelo Rutherford-Bohr hay un núcleo con protones, de carga positiva; y neutrones, que no tienen carga.

La cantidad de protones define de qué elemento se trata.

Alrededor del núcleo están los electrones, de carga negativa, distribuidos en capas.

Si el número de electrones es igual al de protones el átomo no tiene carga eléctrica. Pero si hay un desbalance en el número de electrones, el átomo se convierte en un ion.

Si son más electrones que protones la carga del ion es negativa. Y si hay más protones que electrones la carga es positiva.

A diferencia de las partículas del núcleo, los electrones pueden pueden pasar con relativa facilidad de un átomo a otro, dependiendo del elemento.

¿Qué es la electricidad? Un pelo de carga

Si una persona frota un globo con su cabello seco, le transfiere sus electrones a los átomos del globo, con lo cual adquiere carga negativa.

Esto tiene efectos de fuerza que se pueden observar: el globo se pega a la pared solo con electricidad estática.

Las cargas iguales se repelen y las diferentes se atraen.

A alguien que ha caminado descalzo un rato sobre una alfombra de seguro le habrá ocurrido que al posar su mano sobre un picaporte recibe un chispazo.

Resulta que al frotarla la alfombra le quitó electrones a esa persona y al acercar un dedo al metal, que es un material conductor, los electrones corrieron del metal a la superficie de la piel.

Incluso, esto tuvo lugar rompiendo la resistencia del aire que suele ser aislante.

Hay un número máximo de electrones que el átomo puede tener en cada capa. El cobre, por ejemplo, que tiene un solo electrón en la última capa, posee mucha capacidad de dar y recibir, y eso lo hace un muy buen conductor.

Por eso se usa en los cables que, por cierto, están cubiertos de plástico aislante.

¿Qué es la electricidad?

Experimentos ilustradores

El cable se emplea para transportar corriente eléctrica, es decir, electricidad dinámica o flujo de electrones.

Antes del invento de la pila voltaica solo se podía almacenar electricidad estática con poca capacidad de corriente constante, en artilugios como las denominadas «botellas de Leyden».

Lo que Volta creó fue una manera de producir una corriente eléctrica constante.

Si se sumerge una pieza de cobre en agua salada las sustancias reaccionan y se producen átomos con carga negativa o aniones.

Si en otro recipiente se sumerge una pieza de zinc se generan átomos de carga positiva o cationes.

Al conectar las dos piezas con un cable los electrones comienzan a fluir del ánodo al cátodo. Es decir, se habrá creado un circuito.

Es como si dos envases en el piso, uno con agua y otro sin agua, estuvieran conectados con un tubo en el fondo: al haber una diferencia de presión el agua fluye de un recipiente a otro.

Si la diferencia de potencial es mucha se dice que el sistema tiene mayor voltaje.

Entre cables y resistencias

La corriente que puede fluir a través de un cable conductor depende de la relación y capacidad de entrega de corriente y voltaje de una fuente de energía eléctrica.

Si el cable opone la suficiente resistencia al flujo de corriente, eso puede provocar que se caliente y se funda.

La buena noticia para todos es que la corriente se puede emplear para hacer un trabajo: encender un foco, hacer girar un motor o hacer sonar un altavoz, por ejemplo.

Las fuentes de electricidad actuales no son como las de Volta: ahora la energía eléctrica se puede obtener por muchos medios diferentes – batería de litio, generador de gasolina o panel solar -, pero los principios son similares.

Por cierto, el cuerpo humano es un conductor porque está formado con agua rica en sales.

Si se toca un cable con corriente, los electrones pueden fluir a través de la persona. Y si la corriente es suficientemente alta podría causas graves daños.

Así que si se ve por ahí un cable pelado hay que abstenerse de tocarlo y procurar que lo reparen.

Tomado de CuriosaMente, Wikipedia, Aura Energía.

También puede interesarte: Sundar Pichai, líder de Google: La inteligencia artificial supondrá un cambio «más profundo que el fuego, la electricidad o internet».

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog