René Velazco

René Velazco, antiguo Salserín: Multaban al que irrespetaba el reglamento

/
5 minutos de lectura

El intérprete y compositor habla de su paso por la orquesta que cosechó celebridad en una época. Entre sus reminiscencias se encuentran lo difícil de sustituir a Servando y Florentino, la estricta disciplina y los ingresos que se percibían para aquel entonces.

En 1997 Servando y Florentino Primera salieron de la agrupación Salserín para abrirse paso como dúo.

En su reemplazo ingresaron Mario Donoso, conocido como Renny, y René Velazco.

Entrevistado por el canal «Salserísimo Perú», de Youtube, René Velazco nos habla de su paso por Salserín.

René Velazco, antiguo Salserín: Hice el casting por teléfono

«Yo nunca fui a casting, Vivía en Puerto Cabello. Tenía una banda de rock, estaba en corales, en grupos de música folklórica, en teatro».

Siendo para entonces un quinceañero, cuenta que le hablaron al manager Manuel Guerra sobre él y este le hizo el casting por teléfono.

«Le canté ‘Yo sin ti’, pero al estilo Bon Jovi, Me dijo que tenía que cambiar la onda rockera. Al día siguiente estaba en Caracas».

«A pesar de que no me gustaba Salserín me conocía las canciones porque mi hermana era fanática y tenía los discos».

«Me tocó adaptarme al género tropical, salsero, que no era uno de mis estilos favoritos debo confesarlo. Tuve que aprender sobre los exponentes de tal género musical».

Recuerda que estaba muy de moda en esa época Jerry, Rivera. Obviamente, también se escuchaba Gilberto Santa Rosa, Rey Ruiz, siempre en boga, entre otros.

René Velazco, antiguo Salserín

René Velazco, antiguo Salserín: Todos teníamos identidad musical

«Los cantantes que fuimos parte de Salserín tenemos una identidad vocal que todos el mundo la reconoce».

Dice que aunque el tema de «Sol a Sol» es como un himno, «Yo sin tí» tiene ese aire de balada que donde se escuche se le va a prestar atención, porque tiene como un toque mágico.

Afirma que tras su acceso a la orquesta no entendió sino hasta años después todo lo que estaba pasando. Le tocó aprenderse rápidamente las canciones, las letras y las coreografías.

«Soy mejor músico que bailarín, pero me tuve que aprender todos los pasos. También sufría de mala memoria para las líricas, los coros y los pregones. Nunca recordaba cuál iba primero y cuál después».

«No cualquiera puede hacer salsa, tiene su flow, no a todo el mundo se le da. Siento que aprendií mucho aunque tengo más swing para otros géneros».

«De salsa lo que hice fue el disco ‘Entre tu yo yo’ y aprenderme las canciones que heredamos de la primera camada de Salserín».

Manifiesta que en términos generales fue bien tratado por los otros integrantes, destacando la empatía de Leonardo Patiño y de Andrés Antonio Fernández Soto, mejor conocido como Toñito, el «Bebé Salsero».

René Velazco, antiguo Salserín: Fue arduo reemplazar a Servando y Florentino

«El público venezolano estaba muy acostumbrado a Servando y Florentino y a nosotros nos tocó muy duro. Sin embargo, con la internacionalización muchos países nos abrieron las puertas».

«Hay gente que no conocía a Servando y Florentino sino como dúo y pensaba que nosotros estábamos desde un comienzo. El prejuicio era en Venezuela», comenta.

Expresa que veían a Servando y a Florentino como ese ejemplo a seguir, aunque cuando le correspondió sucederlos surgieron sentimientos encontrados.

«Yo traté de buscar una identidad musical, aunque sí había cierto parámetro de hacer las cosas como ellos lo habían hecho. Pero yo sentía que debía ser yo, que debía diferenciarme».

René Velazco, antiguo Salserín

René Velazco, antiguo Salserín: Rígidas normas internas

Manuel Guerra nos compraba la ropa, los uniformes, los zapatos. «Si a mí no me gustaba un corte de jeans yo no los usaba y por eso tenía que pagar multas».

«Yo quería ponerme lo que a mí me gustaba. Había problemas por eso. Y multas para los que llegaban tarde, para los que incumplían el reglamento interno. Había, inclusive, multas para quienes no se afeitaban la barba», evoca en torno a los miembros adultos.

Indica que si no tenía el uniforme completo era penalizado con 100 dólares. Pero a él eso realmente no le importaba.

Asevera que el proceso de mercadeo abarcó la serie de televisión «Entre Tu y Yo» – que se vendió en una treintena de países – y campañas publicitarias con marcas de consumo masivo.

«Yo me considero mejor músico que actor, pero fue experiencia chévere, compartí con gente increíble. La serie iba de la mano del disco homónimo. Tuvimos más protagonismo, estuve rodeado con gente de la televisión, de los dramáticos».

«Todavía en Latinoamérica la transmiten eventualmente, así como ocurre con ‘El Zorro’ y ‘El Chavo’ «.

René Velazco, antiguo Salserín

René Velazco, antiguo Salserín: Salida de Salserín.

Rememora que tanto Renny como él, después de dos años en Salserín, quisieron independizarse. Aún no para ser solistas pero sí para formar un dúo.

«Ya una vez que comenzamos el proyecto como dúo no volvimos a interpretar salsa. Empezamos con la balada, con el pop, con lo que nos sentíamos más cómodos», acota, completando que el proyecto duró tres años y luego se separaron.

Enfatiza que Salserín fue su escuela, su universidad, su institución.

«Cómo entender el funcionamiento del mundo del entretenimiento, de la música, adquirir responsabilidades, aprender disciplina, trabajo y constancia. Salserín fue una etapa para mí más mediática que importante, una etapa de crecimiento».

«Busco siempre salir de mi zona de confort para tener más dominio y más entendimiento dentro y detrás de la música».

Millonarios en cariño, no en dinero

Hablando del pago que recibía en Salserín aclara que se cancelaba por show.

«Cuando yo entré a Salserín el que más ganaba era el director musical, César Mijares: 250 dólares por presentación. Nosotros al principio cobrábamos 50 dólares por show. Después aumentó pero no tanto, La gente cree que nos hicimos millonarios con Salserín pero no fue así».

«Lo más que yo llegué a ganar fueron 500 dólares», subraya, comentando que Manuel Guerra percibía entre 25 mil y 30 mil dólares por recital.

«Salserín nos hizo millonarios en cariño pero no representó una solidez económica. Esa fue de las razones por las cuales no seguimos en Salserín. Pensamos, entonces, montar carpa aparte».

Posterior al dúo René y Renny, Velazco inició su carrera como solista en 2001. En su momento sonó la canción «Una Promesa», en un disco que se grabó entre Italia, España y Venezuela, en el cual fue también compositor.

Reinició sus estudios y se gradúo en Publicidad y Mercadeo.

La música es su vida

En 2007 instaló un estudio de grabación para hacer jingles, publicidad, música para artistas nuevos. Al año siguiente sale su segunda placa titulada «Por Ellas», de corte pop rock.

Me dediqué a hacer radio y en 2015 sale su tercer disco encabezado por el sencillo «Qué vas a hacer conmigo».

Luego, se dedica al proyecto de interpretar versiones de Salserín y de René y Renny que lo marcaron como artista, junto con temas inéditos.

«Es como darle oxígeno a canciones que ha sido inmortales para muchas personas, que pueden ser disfrutados con otros arreglos».

«Sé que suena como cliché pero la música para mi es un amor inexplicable. La música para mí ha sido terapéutica. Es mi válvula de escape. Me siento en la música como pez en el agua», concluye destacando René Velazco.

Tomado de Salserísimo Perú, Wikipedia, Qué!

También puede interesarte: Jonathan Moly: Hecho en Venezuela.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog