Diplomático de EE.UU. se habría reunido en el Sebin con exdirectivos de Citgo, según AP

///
1 minuto de lectura

Un alto diplomático estadounidense viajó silenciosamente a Venezuela esta semana y se reunió con los exdirectivos de Citgo, «en un esfuerzo continuo por asegurar su liberación», informó la agencia de noticias AP.

Estos hombres, según el gobierno del presidente Joe Biden, «están siendo retenidos como moneda de cambio», luego que el empresario colombiano Alex Saab fuera extraditado a EE.UU. donde se le sigue un juicio por lavado de dinero.

Se trata de Roger Carstens, enviado presidencial especial para asuntos de rehenes y el principal negociador de rehenes del gobierno de Biden.

Carstens llegó a Caracas en un vuelo fletado el martes por la noche y regresó a casa este viernes en una visita no reportada previamente.

AP señala que «fue el primer acercamiento cara a cara, que se conozca, de un alto funcionario estadounidense desde que la administración Trump cerró la embajada en Caracas en marzo de 2019 después de reconocer al líder opositor Juan Guaidó como «presidente interino».

Desde entonces, las relaciones entre los dos países se han vuelto cada vez más hostiles, con el gobierno de Estados Unidos imponiendo estrictas sanciones petroleras al país y apuntando a altos funcionarios con acusaciones penales, algo que Nicolás Maduro ha comparado con un «golpe suave».

Lea también: Por falta de pago: Venezuela se queda sin derecho a voto en Asamblea de Estados de la CPI

Aunque la oficina del funcionario se negó a dar declaraciones, AP cita a cuatro personas familiarizadas con la visita.

Las fuentes dijeron que a Carstens se le permitió visitar a los detenidos en la sede del Sebin, en El Helicoide, en Caracas.

Una persona dijo que la reunión duró unos 90 minutos y que fue «como muy emotiva». Carstens les dijo a los prisioneros que había discutido su caso con funcionarios de Maduro mientras estaba en Caracas, pero se negó a decir a quién.

Tomeu Vadell, José Luis Zambrano, Alirio Zambrano, Jorge Toledo, Gustavo Cárdenas y José Pereira fueron llevados en 2017 por agentes de seguridad enmascarados que irrumpieron en una sala de conferencias de Caracas.

Los hombres habían sido atraídos a Venezuela justo antes del Día de Acción de Gracias de ese año para asistir a una reunión en la sede de la empresa matriz, el gigante petrolero estatal PDVSA.

Janet Yucra

Con información de AP

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog