Isla de plástico

Gran mancha de basura del océano Pacífico: amenaza ecológica

//
3 minutos de lectura

Esa una inmensa formación de escombros flotantes que alcanzan una vastísima dimensión. Los científicos han descubierto que diversas especies marinas han terminado «colonizando» el área.

La «gran mancha de basura del océano Pacífico».

El tema sobre esta «isla artificial», quebradero de cabeza para los ecologistas, cada vez genera mayor interés en el mundo.

Diversas especies marinas se han encontrado en el área de desechos plásticos.

Se trata de criaturas que viven a kilómetros de su entorno natural.

Estanos hablando de un «parche» a medio camino entre las costas de California y Hawái.

La gran mancha de basura del océano Pacífico: Preocupación flotante

En el 90 % de los desperdicios que flotan los investigadores localizaron plantas y animales.

Esto incluye anémonas, insectos marinos, moluscos y cangrejos.

Lo que le preocupa a los expertos es que el plástico pueda ayudar a trasladar a seres invasores.

El objeto de examen de los especialistas eran artículos de plástico de más de 5 centímetros de diámetro.

Fueron recolectados en una zona donde las corrientes circulantes generan la acumulación de escombros insumergibles.

La gran mancha de basura del océano Pacífico

La gran mancha de basura del océano Pacífico: Hábitat permanente

La biólogo marina Linsey Haram, del Centro de Investigación Ambiental de la institución estadounidense Smithsonian, dice que «los plásticos son más permanentes que muchos de los desechos naturales que se han visto anterriormente en el océano abierto».

«Están creando un hábitat más duradero en esta área», indica la declarante.

Los resultados del oficio de quienes se abocan a la materia ha sido publicado por la revista británica «Nature Communications».

Haram trabajó con la Ocean Voyages Institute.

Se trata de una ONG que organiza expediciones para recabar contaminación plástica.

Además, labora con oceanógrafos de la Universidad de Hawái, en Mānoa.

La gran mancha de basura del océano Pacífico: Continente plástico

El planeta tiene unos cinco «giros oceánicos», como se les denomina a tales perímetros infestados de plásticos.

Se considera que este del océano Pacífico contiene 79 mil toneladas de plástico flotante, la mayor cantidad en el mundo.

«No es una isla de plástico, pero definitivamente hay una gran cantidad de material. Todo tipo de cosas terminan allí», informa Haram.

Gran parte del componente es microplástico, muy complejo de identificar a simple vista.

Sin embargo, también se hallan unidades más grandes.

Comprenden desde redes de pesca abandonadas, boyas y hasta embarcaciones.

La gran mancha de basura del océano Pacífico

Un tsunami lo alimentó

Muchos de estos componentes han estado flotando desde 2011, cuando un tsunami afectó a Japón.

De hecho, los investigadores se sumaron al esfuerzo científico pertinente luego del devastador fenómeno.

El desastre nipón produjo la expulsión de toneladas de escombros al océano Pacífico.

Cientos de especies marinas costeras de dicho territorio asiático se detectaron vivas en artículos.

Estos objetos tuvieron su destino en las costas del Pacífico norteamericano y las islas hawaianas.

Linsey Haram ha manifestado que el grupo que encabeza quiere comprender como los plásticos pueden ser un medio de transporte para las especies invasoras.

La experta revela que algunos de los organismos localizados eran criaturas de mar abierto.

Los organismos sobrevivieron «haciendo rafting» en la basura flotante.

Diversidad marina

Pero el hallazgo más importante lo constituyó la diversidad de organismos costeros.

«Más de la mitad de los plásticos tenían especies de ese tipo», asevera la diplomada.

La cuadrilla de especialistas han señalado que el descubrimiento científico subraya otra «consecuencia involuntaria» de la contaminación plástica.

Es un problema que se espera que aumente.

Pesquisas realizadas con anterioridad permitieron calcular que para el año 2050 se generarían más de 25 mil millones de toneladas de residuos plásticos.

A pesar de su tamaño, tan gigantesca formación resulta invisible para los satélites.

Ello se debe a que esta formada en 94 % por fragmentos de plástico diminutos.

Las piezas se desprenden de otras más grandes por la erosión.

Según la publicación inglesa «Nature», objetos recogidos durante investigaciones precedentes, además del japonés, tenían inscripciones en chino y hasta en otros diete idiomas.

Algunas fuentes revelan que los residuos de mayor antigüedad datan de los años 70 del siglo pasado.

Tomado de BBC News Mundo, Iberdrola, El Mostrador, Diario Correo.

También puede interesarte: Contaminación del planeta: desde hace 700 años, los humanos destruyen.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog