Salud vaginal: mitos que tienes que dejar de creer, funciones y cuidados

Salud vaginal: mitos que tienes que dejar de creer, funciones y cuidados

3 minutos de lectura

“Ir al ginecólogo no duele”, explica la ginecóloga Nardia Montesinos para desmentir algunos mitos sobre la salud vaginal de las personas

Por miedo a tener un tratamiento doloroso o a enfrentarse a una enfermedad sexual difícil, las mujeres todavía se resisten a ir al ginecólogo o hablar de salud vaginal.

Desde los cuidados de higiene íntima hasta el placer, durante la historia el órgano reproductor femenino ha estado envuelto en todo tipo de especulaciones y teorías reprobables.

A pesar de esto, las limitaciones moralinas que impone la mirada machista siguen sesgando la discusión con respecto a la salud vaginal de las personas. Al respecto, la Dra. Nardia Montesinos está segura de que sigue habiendo mitos y tabúes con respecto a la sexualidad femenina. Estos son algunos de ellos.

Salud vaginal

Todas las infecciones sexuales de las mujeres se dan en la vagina

Nardia Montesinos Peña es ginecóloga obstetra. Tras egresar de la Universidad Autónoma de México, se enfocó en el tratamiento de embarazos. Sin embargo, se especializó en tratamientos para los genitales inferiores de las mujeres, como la vagina y el cuello uterino.

Para hablar de salud vaginal, explica Montesinos, primero es fundamental entender cómo está distribuida la genitalia femenina. Para ello, habría que entender que «vagina» y «vulva» no son lo mismo:

Fotografía: Cottonbro / Pexels

“La vulva es parte del aparato genital inferior, y la puedes observar a simple vista”, aclara la experta. “La vagina, a diferencia, no puedes ver más que la entrada”.

Esta diferencia es clave para entender cómo funciona cada cosa. De la misma manera, para saber cómo protegernos contra ciertas enfermedades sexuales, que atacan cada sección de manera diferente. Incluso, explica Montesinos, los tratamientos para cada zona y cada afección cambian radicalmente.

Para garantizar que las infecciones vaginales bajen, la ginecóloga también recomienda usar geles antisépticos íntimos a base de soluciones electrolizadas de superoxidación (SES). Aunque suene algo complicado, se pueden comprar en cualquier farmacia, y contribuyen a la salud vaginal.

El virus del papiloma humano es incurable

A diferencia de otras enfermedades que atacan los genitales femeninos, el virus del papiloma entra al organismo exclusivamente por contacto sexual. En la actualidad, destaca la experta, la enfermedad figura en el cuarto lugar de las principales causas de muerte de las mujeres a nivel mundial, sólo por debajo del cáncer de mama. Esto es así porque, según la Clínica Mayo, es un antecedente directo del cáncer cérvicouterino.

A pesar de la gravedad que puede llegar la enfermedad, no quiere decir que sea incurable. Por el contrario, con un diagnóstico oportuno en el ginecólogo, es posible dar un tratamiento adecuado para el virus, de manera que no evolucione. Así, las mujeres puedan llevar una vida sana, conscientes de su salud vaginal.

El contagio se da en espacios públicos infectados

Existe la creencia común de que el virus del papiloma se transmite en espacios públicos infectados. Playas, balnearios, clubes deportivos, saunas: ninguno de ellos figura entre las formas de transmisión científicamente comprobadas de la enfermedad. Al respecto, la Dra. Montesinos es enfática:

“Quiero aclarar que le virus del papiloma no se contagia por transmisión en una playa, en una alberca, en un baño público. El virus es de transmisión exclusivamente sexual, ya sea en una pareja heterosexual u homosexual”.

Por ello, la experta recomienda tener algunas precauciones al momento de iniciar la actividad sexual con una pareja nueva. Además de utilizar protección, lo mejor es mantener la zona genital femenina oreada, limpia y seca. De esta forma, no sólo se garantiza que el virus se quede fuera del cuerpo, sino que es posible evitar otro tipo de infecciones.

El orgasmo femenino es complicado

Salud vaginal
Fotografía: Timothy Meinberg / Unsplash

La ginecóloga Nardia Montesinos es clara en decir que “las mujeres llegamos al orgasmo muy distinto que los hombres”. Esto no quiere decir, sin embargo, que sea más difícil de alcanzar. Por el contrario, sólo significa que existen más vías para tener esa experiencia o, en su caso, alargarla.

A pesar de que el orgasmo femenino sigue siendo un tabú, entender cómo funciona y cómo llegar a él es fundamental para tener una salud vaginal plena. Por ello, lo más recomendable siempre es preguntar a la persona qué le gusta, cuáles son sus límites y si se siente cómoda con ciertas acciones. El consentimiento es el primer paso para una actividad sexual funcional y sana.

Ir al ginecólogo duele y la salud vaginal es confusa

Salud vaginal

Ir al ginecólogo no debería de ser una experiencia dolorosa. Finalmente, las personas que se dedican a esta profesión tuvieron que dedicar años de su vida para poder atender un consultorio médico. Por ello, a lo menos, saben lo que están haciendo. Aún así, según la experiencia de Montesinos, hay millones de mujeres que siguen sin ir a su visita anual por miedo:

“Ir al ginecólogo no duele“, enfatiza la obstetra. Por el contrario, es una necesidad que todas las mujeres tienen que atender, al menos, una vez cada año. De esta manera, se puede tener un seguimiento de cómo van las cosas y, en su caso, será posible detectar algún padecimiento de manera oportuna.

Tomado de MUY INTERESANTE

CURADAS |Tu compañía en información

1 Comment

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog