Verdades financieras

Principios para prosperar: Aprende tres verdades financieras

//
3 minutos de lectura

Como reglas de oro para el éxito económico personal siempre se habla del trabajo sostenido, del ahorro y la inversión, Sin embargo, la meta exige una correcta orientación para alcanzar el éxito en el cometido.

Principios para prosperar: aprende tres verdades financieras.

Son verdades que nadie te dice.

Veamos un ejemplo.

Principios para prosperar: De preámbulo un ejemplo

Imagina que quieres perder algo de peso y te topas con una brillante idea.

Dieta detox que consta solamente de frutas y verduras: al parecer no solo vas a perder peso rápidamente sino que estarás también más saludable pues vas a comer frutas y verduras.

Logras seguir la dieta por una, dos, tres semanas. Pero después de un tiempo te sientes más cansado de lo normal, sin fuerzas, sin energía y sin ganas de seguir.

Hiciste un gran esfuerzo y terminaste igual o peor que antes.

Pero el problema no fue la dieta sino cómo hiciste uso de ella.

En este caso seguir la dieta por demasiado tiempo.

Es exactamente lo que puede pasar si hacemos un mal uso de los buenos consejos financieros.

Hay grandes verdades financieras que casi nadie te cuenta.

Principios para prosperar: Ojo al trabajar duro

Primero, trabajar duro no siempre conduce al éxito financiero.

Es cierto que si quieres prosperar o salir adelante con un negocio te será extremadamente difícil sin trabajar duro.

Sin embargo, si una persona hace actualmente 100 dólares trabajando 8 horas al día y decide trabajar más horas, e incluso si sacrificara todo su tiempo libre y trabajara 12 horas al día sus ganancias solo aumentarían 50 dólares.

Esto no lo ayudará a prosperar a largo plazo.

Principios para prosperar

También puede pasar que aprendiste todo sobre tu trabajo en el primer mes y luego lo repites y repites todos los días sin pensar en ello.

Por ejemplo, empacar bolsas en un almacén. Incluso, si te esfuerzas mucho pero no te desarrollas, no fortaleces tus habilidades y no usas tu creatividad estarás siempre en el mismo lugar y en el mismo puesto.

Hasta que un día te reemplacen por alguien más joven o alguien que lo hará mejor que tú.

Si decides trabajar duro que sea en algo que te haga crecer en conocimiento.

Y si realizas un trabajo repetitivo donde trabajas como un robot, que sea solo temporalmente para ayudarte a salir adelante.

Quizá trabajas más horas para ahorrar cierta cantidad de dinero y emprender un negocio.

O trabajas horas extras para construir un buen fondo de seguridad y buscar otro trabajo sin poner en riesgo el bienestar de tu familia.

Principios para prosperar: Pendiente al ahorrar

Pero, cuidado, porque ahorrar tampoco es una garantía de éxito financiero.

Ahora bien, gastar menos de lo que ganas y ahorrar parte de los ingresos es una parte fundamental para tener un bienestar financiero.

No se puede prosperar si gastamos todo o gastamos más de lo que ganamos.

Sin embargo, si ahorramos porque sí sin tener un plan o una meta específica para este dinero no sirve de mucho.

Sin una meta es fácil gastar el dinero en el primer antojo. Si no lo haces, el dinero guardado en casa o en el banco pierde valor debido a la inflaciòn.

Necesitamos tener metas de ahorro y si son metas de largo plazo – jubilación, compra de una casa, de un carro – necesitamos invertirlo para que su valor no disminuya sino que crezca con el tiempo.

Ver cómo nuestro dinero crece o cómo gracias a las inversiones nos acercamos más rápido a conseguir nuestra meta, nos animará a ahorrar aún más.

Principios para prosperar

¿Y que tal con la inversión?

Pero la tercera cosa que nadie casi te dice es que invertir no siempre se relaciona con el crecimiento financiero.

Es cierto que es mejor invertir el dinero que no hacerlo y esperar a que se lo coma la inflación guardado en una media o en una cuenta bancaria equis.

Sin embargo, si hacemos una mala inversión perderemos el dinero mucho más rápido.

Una inversión tan segura como una compra de bienes raíces para arrendarla o venderla con beneficios puede arruinarte financieramente si lo haces mal.

Como en todo hay que tomar las precauciones necesarias. Por lo tanto, primero, aprende y conoce el campo en el que quieres invertir.

Lee libros, contacta a alguien que ya tiene éxito en ello, etc.

Segundo, cada inversión tiene su riesgo. Por ello, no inviertas el dinero que no puedes permitirte perder.

Principios para prosperar

Reflexiones de corolario

No necesitas tener invertido hasta el último centavo: es bueno tener algo de dinero que está fácilmente disponible en el caso de una emergencia.

Si tienes el dinero invertido en algo que es difícil de vender rápido, como los bienes raíces, o algo que cambia de valor constantemente, como las criptomonedas, que sea el dinero del cual no depende el bienestar de tu familia.

Como puedes apreciar, trabajar duro, ahorrar e invertir no siempre se relacionan directamente con el crecimiento financiero.

Todo depende del uso que le das.

Tomado de Aprendiz Financiero, Zoom Tecnológico, América Economía.

También puede interesarte: Ingresos y ahorro: ¿Qué porcentaje debe reservarse?.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog