El párpado: conoce por qué tiembla y qué hacer para detenerlo

El párpado: conoce por qué tiembla y qué hacer para detenerlo

2 minutos de lectura

El espasmo ocular más común consiste en una serie de contracciones musculares llamada mioquimia palpebral, la cual provoca temblores involuntarios e intermitentes en el párpado, casi siempre en el inferior

El temblor en el ojo consiste en un parpadeo repetitivo y esporádico que no puede controlarse. Es un movimiento involuntario en el párpado, que aunque es benigno, puede producir molestias. El nombre técnico para el temblor en los ojos es blefaroespasmo y también es conocido como tic nervioso.

El blefaroespasmo suele presentarse en unos de los ojos, es más habitual el temblor en el párpado inferior. Es común que, al mirarse en el espejo, no se observe movimiento en el párpado a pesar de sentir el movimiento involuntario.

Este temblor en el ojo puede estar acompañado de otros síntomas como la sensibilidad a la luz o visión borrosa. Cuando el temblor en el ojo no es intenso, afecta únicamente a algunas fibras del músculo orbicular.

Causas

Los factores más comunes que pueden causar que el músculo del párpado se contraiga son la fatiga, el estrés, la cafeína y un consumo excesivo de alcohol. Con poca frecuencia, pueden ser el efecto secundario de medicamentos utilizados para dolores de cabeza por migraña. Una vez que empiezan los espasmos, pueden continuar de manera intermitente por algunos días. Luego, desaparecen. La mayoría de las personas experimenta este tipo de espasmo del párpado ocasionalmente y lo encuentra muy molesto. En la mayoría de los casos, usted ni siquiera nota cuando la contracción se ha detenido.

Usted puede tener contracciones más intensas, con cierre completo de párpado. Esta forma de contracción del párpado es llamada blefaroespasmo. Dura mucho más tiempo que el tipo común de contracción del párpado. A menudo es bastante molesta y puede causar que los párpados se cierren completamente. Las contracciones pueden ser causadas por irritación de:

  • La superficie del ojo (córnea)
  • Las membranas que recubren los párpados (conjuntiva)

Algunas veces, no se puede encontrar la razón de las contracciones del párpado.

Síntomas

Los síntomas comunes de la contracción del párpado son:

  • Contracciones o espasmos repetitivos e incontrolables del párpado (con más frecuencia en el párpado superior)
  • Sensibilidad a la luz (algunas veces, esta es la causa de las contracciones)
  • Visión borrosa (algunas veces)

Tratamiento

El blefaroespasmo casi siempre desaparece sin ningún tratamiento. Entre tanto, las siguientes medidas pueden ayudar:

  • Dormir más.
  • Tomar menos cafeína.
  • Consumir menos alcohol.
  • Lubricar los ojos con gotas oftálmicas.

Si las fasciculaciones son intensas o duran mucho tiempo, los espasmos se pueden controlar con pequeñas inyecciones de toxina botulínica. En casos muy poco frecuentes de blefaroespasmo grave, una cirugía cerebral puede ser de ayuda.

Expectativas (pronóstico)

El pronóstico depende del tipo específico o causa del blefaroespasmo. En la mayoría de los casos, los espasmos generalmente desaparecen en una semana.

Posibles complicaciones

Podría haber algo de pérdida de la visión si la contracción del párpado se debe a una lesión no diagnosticada. Esto es poco común.

Cuándo contactar a un profesional médico

Consulte con el médico de atención primaria o con médico especializado en los ojos (un oftalmólogo o un optómetra) si:

  • El blefaroespasmo no desaparece al cabo de 1 semana
  • Las contracciones cierran el párpado completamente
  • Las contracciones comprometen otras partes de la cara
  • Presenta enrojecimiento, hinchazón o secreción de un ojo
  • Presenta caída del párpado superior

Tomado de MEDLINEPLUS

CURADAS |Tu compañía en información

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog