La quinoa: el superalimento que ayuda a combatir la diabetes

La quinoa: el superalimento que ayuda a combatir la diabetes

2 minutos de lectura

La quinoa es idónea para pacientes con diabetes, pues cuenta con bajo índice glucémico

La quinoa no es más que una semilla, pero con características únicas al poder consumirse como un cereal, por eso, la llamamos también pseudocereal. Como tal, la quinoa provee la mayor parte de sus calorías en forma de hidratos complejos; pero también aporta cerca de 16 gramos de proteínas por cada 100 gramos; y ofrece alrededor de 6 gramos de grasas en igual cantidad de alimento.

Para los pacientes diabéticos es importante tener una alimentación saludable, ya que esta es la herramienta clave para disminuir el riesgo de complicaciones en su estado de salud. Si no se realiza un tratamiento médico oportuno y se hacen cambios en el estilo de vida, la diabetes puede causar graves afecciones.

Así lo explica la Organización Mundial de la Salud (OMS): “La diabetes es una causa importante de ceguera, insuficiencia renal, infarto de miocardio, accidente cerebrovascular y amputación de los miembros inferiores”.

la quinoa

El portal Salud y Vida destaca los beneficios de la quinoa para controlar los niveles altos de glucosa en el torrente sanguíneo. Este alimento es rico en carbohidratos, proteínas, grasas, minerales y vitaminas. “Se considera que la combinación de proteínas y fibra que contiene la quinoa ayuda a disminuir los efectos negativos de los carbohidratos; y de ese modo, reduce lentamente los niveles de azúcar en la sangre”, apunta el sitio web.

Este alimento se puede incluir en la alimentación diaria, especialmente en el desayuno o durante el día para merendar. “Las grasas que contiene la quinoa son del tipo omega 3; no tienen gluten, tiene aminoácidos esenciales en una proporción ideal para la dieta humana y cada porción agrega 3 gramos de fibra a la dieta; y el 10 % del valor diario de hierro que necesita el cuerpo”; detalla Salud y Vida.

Diabetes

La diabetes es una enfermedad que se caracteriza por generar niveles altos de glucosa en la sangre. Esto ocurre debido a que el páncreas no produce insulina, la hormona encargada de transportar la glucosa a las células del cuerpo para usarla como energía.

Los síntomas de la diabetes son: ir muchas veces al baño, presentas encías rojas o inflamadas, tener hambre constantemente, sentirse cansado, tener sed, perder peso sin razón alguna, dificultad de cicatrización en llagas y tener una visión borrosa.

Existen tres tipos de diabetes. La tipo 1, que se caracteriza por ser la menos común, se puede presentar en cualquier edad (niños, jóvenes y adultos) y sucede cuando hay producción deficiente de insulina o la hay en cantidades mínimas.

La de tipo 2 es la más común y sus síntomas son silenciosos, por lo que algunas personas no saben que padecen la enfermedad y esto aumenta el riesgo de complicaciones en su estado de salud. Por último está la diabetes gestacional que, como su nombre lo indica, sucede durante el embarazo y aumenta las complicaciones durante el parto; además, incrementa el riesgo de que la madre y el hijo presenten diabetes de tipo 2 en el futuro.

Las personas diabéticas deben tener hábitos saludables para mejorar su condición de salud y evitar mayores complicaciones. Al conocer el diagnóstico de la diabetes, las personas deben incluir en su alimentación productos que contribuyan a su bienestar. Se debe mantener una dieta balanceada para disminuir el riesgo de complicaciones en la salud.

“Ya sea que tenga diabetes tipo 1 o tipo 2, elegir los alimentos correctos es una forma importante de mantener en un nivel saludable su azúcar en la sangre. Al controlarlo reduce la probabilidad de tener problemas de salud graves a causa de la diabetes, como pérdida de la visión y problemas cardíacos”, explica Medline Plus, la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Tomado de SEMANA

CURADAS |Tu compañía en información

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog