El final de Mussolini - Nuestro Insólito Universo

El final de Mussolini – Nuestro Insólito Universo

3 minutos de lectura

Benito Mussolini, fue un periodista, político y dictador que, con sus estrategias y su carácter rebelde, logró imponerse ante los intereses de su país natal en el siglo XX. Conoce el final de «Il Duce»

Según la versión oficial, a Mussolini lo fusilaron junto a Clara Petacci, en Giulino di Mezzegra, cerca de Dongo. El método casi secreto de la ejecución, se decidió por la presunta intención de los Aliados de capturar vivo a Mussolini y procesarlo ante un tribunal internacional; con la posibilidad de que fuese condenado a una pena menor o absuelto mientras muchos partisanos exigían que se aplicara la pena de muerte al «Duce» tal como había sido decretada por el CLN.

El final de Mussolini
Benito Mussolini con Clara Petacci.

Benito Mussolini (1883/07/29 – 1945/04/28)

Jefe de gobierno y dictador de Italia

«La masa, ya sea una multitud o un ejército, es vil»
-Benito Mussolini

Benito Mussolini nació el 29 de julio de 1883 en Dovia di Predappio, un pequeño pueblo en la provincia de Forlì en Romaña, Italia.

Familia

Fue el mayor de los tres hijos de un herrero socialista llamado Alessandro Mussolini, y de Rosa Maltoni, maestra de escuela y devota católica. Sus hermanos fueron Arnaldo y Edvige.

Nombrado Benito por el presidente reformista mexicano Benito Juárez; mientras sus segundos nombres Andrea y Amilcare eran en reconocimiento a los socialistas italianos Andrea Costa y Amilcare Cipriani.

Aunque se convertiría en uno de los grandes oradores del siglo XX, empezó a hablar muy tarde; por lo que sus padres llegaron a pensar que fuera mudo. Niño conflictivo que constantemente se metía en problemas con los demás compañeros, a los once años fue expulsado del internado donde estudiaba por cortar con una navaja a un compañero de curso.

Benito Mussolini se convertiría en anticlerical como su padre proclamándose ateo.

Cárcel

Ejerció como docente en las escuelas medias de Gualtieri hasta que escapó a Suiza huyendo del servicio militar. Allí trabajó como obrero, aprendió alemán e inglés y se integró en un sindicato de militantes socialistas hasta que fue arrestado y expulsado del país.

Regreso a Italia

En Italia se decretó una amnistía contra los desertores y aunque le evitó la condena, finalmente realizó el servicio militar en Verona.

Fue arrestado y encarcelado por su oposición a la guerra entre Italia y Libia (1911-1912). Algún tiempo después fue director del periódico oficial del Partido Socialista, Avanti!.

I Guerra Mundial

En 1914 estalló la I Guerra Mundial y en un primer momento denunció el carácter imperialista del conflicto desde una posición neutralista, pero pronto cambió de opinión y reclamó la intervención de Italia en apoyo de los aliados.

Fue expulsado del Partido Socialista en octubre de 1914 debido a su oposición a la postura del partido sobre la neutralidad en la Primera Guerra Mundial. Creó su propio diario en Milán, Il Popolo d’Italia.

El fascismo

En marzo de 1919, fundó en Milán los Fascios Italianos de Combate, movimiento de carácter nacionalista, antiliberal y antisocialista. Tomó su nombre de las fasces, un antiguo símbolo de la disciplina romana.

Llegó a todas las zonas rurales, donde sus milicias de Camisas negras conseguían el respaldo de los terratenientes mientras atacaban a las ligas de campesinos y a las asociaciones socialistas. El fascismo abandonó su talante republicano para ganarse la confianza del Ejército y de la monarquía.

Duce de la República Social Italiana

Un día después de que los fascistas llevaran a cabo la ‘marcha sobre Roma’, el rey Víctor Manuel III invitó a Mussolini a formar gobierno y, en octubre de 1922, se convirtió en el primer ministro más joven en la historia de Italia. Ejerció dentro del sistema parlamentario hasta enero de 1925, cuando se declaró dictador de Italia.

Conocido como Il Duce («líder»), en 1926 ya había cambiado el país a un régimen unipartidista y totalitario basado en el poder del Gran Consejo Fascista, órgano de nueva creación y respaldado por las milicias de seguridad nacional. Tras la eliminación del Parlamento, fundó la Cámara de los Fascios y de las Corporaciones con un mero carácter consultivo.

Dentro del nuevo ‘Estado corporativo’, los empresarios y los trabajadores se organizaban en grupos controlados por el partido que representaban a los distintos sectores de la economía. Se mantuvo el sistema capitalista y se incrementaron los servicios sociales, pero se abolieron los sindicatos independientes y el derecho a la huelga.

En 1929 se firmaron los Pactos de Letrán con el Vaticano, que acabaron con el conflicto que había enfrentado a la Iglesia y el Estado italiano desde 1870.

En política exterior, contravino las recomendaciones de la Sociedad de Naciones e inició la conquista de Etiopía (Abisinia, 1935-1936), haciéndose de esta manera con la aclamación de casi todos los sectores de la sociedad italiana.

Pacto de Acero

Su popularidad se vio reducida cuando envió tropas para apoyar al general Francisco Franco durante la Guerra Civil española (1936-1939), por la alianza con la Alemania gobernada por el nacionalsocialismo (partido nazi) mediante la formación del Eje Roma-Berlín (1936), que culminó con el denominado Pacto de Acero entre ambos estados (1939), por la promulgación de leyes contra los judíos y la invasión de Albania (1939).

A continuación, no te pierdas el interesante video de Nuestro Insólito Universo «El final de Mussolini»

Créditos al canal NIUTube en YouTube

Saber más…

CURADAS |Tu compañía en información

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog