Encanto

No se habla de Bruno: explicación de la canción por César Muñoz (video)

/
3 minutos de lectura

No se habla de Bruno, tema musical de la película «Encanto», está en boca de todos por lo pegajosa que resulta, rompiendo registros en las principales clasificaciones melódicas.

No se habla de Bruno: la canción en La Cata Musical.

César Muñoz nos habla sobre lo que no se ha dicho de este exitoso tema.

Es la principal pieza de la banda sonora de la película «Encanto», de los estudios Disney.

«No se habla de Bruno»: Todo un éxito

«Estoy impactado porque no me llamó la atención de entrada como me había ocurrido con temas recientes como ‘Recuérdame’, de la película ‘Coco’ «.

Ya superó a nivel de popularidad a «Let it Go», porque llegó la puesto número en la lista Billboard de las cien canciones más escuchadas.

«Es el peldaño más alto al que ha arribado una canción de Disney en 29 años desde ‘Un Mundo Ideal’, del film ‘Aladino’, en 1993».

«Es muy difícil decir lo que hace que una canción pegue, Nadie puede manufacturar un tema y tener la seguridad de que va a funcionar».

«Lo que sì es que el compositor de la melodía de Bruno y de las otros hits de la película, Lin-Manuel Miranda, tiene antecedentes elogiables».

Él es quien compuso la obra musical «Hamilton» y de «In the Hights», así que no es una sorpresa que sus composiciones funciones. Si no, Disney no lo habría llamado.

"No se habla de Bruno":

Elementos de la canción

«Vamos a meternos por curiosidad a ver qué cosas interesantes hay en la canción o qué elementos tiene que hacen que sea tan pegajosa».

«El autor cuenta que cuando estaba trabajando en el tema sus hijos comenzaron a entonar la canción, Les advirtió que no la cantaran en el colegio porque la película aún no había sido estrenada», dice Muñoz.

«Hay muchas cosas que hacen que uno sienta esta canción familiar. Incluso, como un tema que uno ya conoce».

Afirma que la canción está construida sobre un patrón de acordes muy conocidos relativos al son montuno.

«Claro, ya lo usaron Carlos Santana, Oscar D’ León, Jennifer López, Pete Rodríguez, Cardi B y Alejandro Sanz, entre otros», enumera el crítico.

«El son montuno es un género de origen cubano, viene del campo, del monte, por eso tiene mucho sentido que lo use la familia Madrigal».

«Está muy bien concebida en cuanto a que cada uno de los integrantes de la familia Madrigal tiene una melodía que debe cantar al mismo tiempo, pero sin interrumpir a los otros miembros de la familia».

Indica que se trata de una metáfora con lo que ocurre en la trama, donde cada uno de los Madrigal tiene un poder mágico, y entre todos se complementan para crear esa gran armonía en la familia.

«Mirabel, que es la figura central de la historia, no tiene un rol musical importante en el tema, pero la canción gira en torno a ella lo mismo que la película. Es como el rol del director de una orquesta».

«La abuela le pasa la batuta a Mirabel».

No se habla de Bruno: Familia con nombre musical: Madrigal

«Por otro lado, no creo que sea casualidad que el apellido de la familia sea Madrigal: el madrigal es una composición musical para cantantes, para la polifonía vocal».

«Son distintos intérpretes cantando al mismo tiempo melodías distintas que se combinan entre ellas como la canción de Bruno».

Con la única diferencia de que en los madrigales no hay acompañamiento musical ni son montuno.

«Los Madrigal son necesarios para el progreso del pueblo y los madrigales fueron fundamentales para el avance de la música».

Los madrigales fueron un género destacado surgido mientras la Iglesia estaba revuelta con la Reforma y la Contrarreforma, con los cambios que proponía Martín Lutero, surgiendo los protestantes.

«La Iglesia católica tuvo que reorganizarse para responder a los cuestionamientos. Tuvo que reforzar su autoridad, inclusive en la música de las ceremonias».

«Ese rigor dentro del mundo de la composición religiosa incrementó la necesidad de crear fuera de la Iglesia un repertorio innovador, y el resultado de eso fueron los madrigales».

"No se habla de Bruno":

Poesía cantada

«Los madrigales le dieron otro sentido a la letra, a la poesía cantada. Después vendría uno de los mayores éxitos en el mundo de la música: la ópera».

Había musicólogos y filósofos obsesionados con conseguir el lenguaje musical que permitiera expresar el sentimiento e idea precisa a transmitir, lo que se llamó figuralismo.

«Si había algo que iba hacia arriba se usaba la escala ascendente, si había algo que se caía la escala descendente, la alegría con notas rápidas y agudas, la tristeza lo contrario, Muchos de estos recursos prevalecen hoy».

«Volviendo a ‘Encanto’, la familia Madrigal es el eje del progreso del pueblo, cada miembro tiene su propio poder mágico, casi como su figuralismo: la que es fuerte, la que escucha, el que se transforma, él que entiende a los animales».

«El que ve al futuro y la que escucha, comprende, ordena y salva a la casita: Mirabel», explica Muñoz.

«Si sumamos un son montuno con los principios musicales del Renacimiento y la magia de Disney cualquiera escribe un éxito».

«Especialmente si tienes el don de Lin-Manuel Miranda, que es escribir temas memorables», concluye César Muñoz.

Tomado de La Cata Musical.

También puede interesarte: El quinto Beatle -César Muñoz en La Cata Musical.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog