Starbucks

Starbucks como forma de pago: de cafetería a banco +Video

/
3 minutos de lectura

¿Cómo consiguió imponer su forma de pago? ¿Por qué se está convirtiendo en una especie de banco?

Starbucks como forma de pago: de cafetería a asemejar un banco digital.

Starbucks podría ser una amenaza para los bancos.

Todo el mundo conoce la marca que vende café a precios más altos de lo normal.

Pero el verdadero negocio de Starbucks está un poco más oculto.

Starbucks tiene un sistema de negocio interesante que vamos a revisar.

Starbucks como forma de pago: El efecto frapuccino

La época dorada de Starbucks comenzó en el año 2000 cuando Orin Smith tomó el relevó de la empresa para sustituir al gran Howard Schultz, la persona que la había convertido en una marca global.

Fue su momento de mayor crecimiento: en apenas siete años abrieron más de 10 mil cafeterías en el mundo.

Esto dio lugar al «efecto frapuccino»: cada vez que Starbucks abría un local en la zona el precio de las viviendas se disparaba.

La marca Starbucks

Es fascinante cómo pudo influir en el desarrollo de una zona inmobiliaria.

Pero no olvidemos que toda expansión tiene su precio y Starbucks estaba creciendo tan rápido a costa de renunciar a la calidad de sus productos y el servicio a los clientes.

Y toda la burbuja de crecimiento masivo estalló con la crisis del 2008.

Las acciones de Starbucks cayeron en picado porque se habían endeudado para abrir miles de cafeterías y la marca Stabucks dejó de ser atractiva.

La firma estaba al borde del colapso y muchos ejecutivos abandonaron el barco. Pero no todo estaba perdido: ese mismo año regresó Schultz como director ejecutivo para transformar la empresa.

Fue en ese momento cuando dejó de ser una cafetería convencional para convertirse en una empresa tecnológica.

Café digital

En plena crisis económica el primer paso fue cerrar y rediseñar las cafeterías que no estaban funcionando, retomando los estándares de calidad estrictos.

El siguiente paso fue todavía más interesante: Starbucks decidió crear una aplicación móvil para que los clientes pudieran pagar con su teléfono y acumular puntos.

Ahora puede parecer una decisión lógica pero en aquel instante no era tan evidente.

Pensemos que el primer iphone tenía poco tiempo en el mercado y que todo el mundo estaba acostumbrado a pagar con su tarjeta, no con su celular.

Starbucks como forma de pago

Sin embargo las cosas han cambiado mucho desde aquel entonces: el 24 % de todas las compras hechas en un Starbucks en Estados Unidos son a través de su aplicación.

Hasta 2018 era el sistema de pago móvil número uno del país.

¿Cómo consiguió Starbucks imponer su forma de pago? ¿Por qué se está convirtiendo en una especie de banco?

La respuesta a ambas preguntas está en una sola palabra: incentivos.

Starbucks como forma de pago: Un sistema de recompensas

¿Qué harías si te digo que por descargar una aplicación te regalo un café?

Este es uno de los incentivos que ha ofrecido Starbucks por descargar su aplicación y comenzar a pagar con ella.

De hecho, ha establecido un sistema de recompensas en el que puedes ganar puntos por tus compras, que luego puedes canjear con descuentos y bebidas gratis.

Esto consiste en crear una experiencia parecida a la de los videojuegos.

Starbucks como forma de pago

Además, si quieres ganar tiempo puedes hacer tu pedido a través de la aplicación para luego recogerlo en tu Starbucks más cercano y así evitar largas colas.

Si quieres pedir tu café con un solo click puedes añadir saldo a tu cuenta de Starbucks.

En 2021 Starbucks tenía 2.400 millones de dólares almacenados en las cuentas de sus clientes que esperan canjear por café en algún momento.

Y esto es mucho dinero.

Comparativa interesante

El 85 % de los bancos en Estados Unidos tienen menos de mil millones de dólares en activos.

Esto significa que los clientes de Starbucks le han prestado 2.400 millones de dólares sin intereses, que pueden utilizar a su antojo.

Los bancos están obligados por ley a tener cierta cantidad de efectivo en caso de que sus clientes quieran retirar dinero de la cuenta.

Sin embargo, Starbucks no tiene que cumplir con estas obligaciones porque el saldo de sus cuenta sino puede retirarse, sino solo canjeado por café.

Así que Starbucks puede gastar todo ese dinero para continuar expandiéndose.

Aquí puede ser que te preguntes ¿por qué los bancos deberían preocuparse?

Porque Starbucks ha dejado de ser simplemente una cadena de cafeterías y se ha convertido en uno de los sistemas de pago móvil más populares del mundo.

Cuenta con la información de millones de clientes sobre sus hábitos de consumo.

En definitiva, Starbucks tiene el coctel perfecto para convertirse en una fintech, una especie de banco digital.

Incluso, otras empresas se están interesando en toda la tecnología de pagos que ha creado Starbucks y podría alquilar esta tecnología a otras compañías.

Como hemos visto Starbucks ha sido capaz de resurgir de sus cenizas y ha transformado todo su negocio hacia un modelo más rentable y sostenible en el tiempo gracias a su digitalización y una buena estrategia.

Tomado de EmprendeAprendiendo.

También puede interesarte: El café: testigo de tertulias y debates.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog